Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | December 16, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

Un ataque a la esencia misma de Internet: nueva directiva europea sobre el copyright - ¡Zas! Madrid

Un ataque a la esencia misma de Internet: nueva directiva europea sobre el copyright
Enrique Amestoy

La UE aprueba la nueva ley del copyright que dirigirá Internet en Europa

Una reforma que pone en peligro la libertad de expresión en Internet

Después de que el Parlamento Europeo votara el pasado 26 de marzo de 2019 la nueva directiva del copyright (derechos de autor), el colectivo Xneti señaló en un comunicado que «no sólo es un día negro para los derechos en la era digital, sino también para la calidad democrática de las instituciones europeas».

Finalmente han ganado los lobbies del copyright. Ni gigantes como Google o Facebook han podido impedirlo. El Parlamento Europeo ha aprobado el 26 de marzo la reforma de la ley del copyright por 348 votos a favor y 274 en contra y algunas abstenciones. Los controvertidos artículos 11 y 13 (ahora 15 y 17) que generaron el pasado año el “apagón de Wikipedia” entre otras tantas movilizaciones de colectivos y personalidades de Internet hoy son ley europea y deberán ser llevados a todos los países comunitarios a las leyes nacionales, donde corresponda regular los derechos de autor, en un plazo máximo de dos años.

Luego de ser aprobada en el Parlamento Europeo, la reforma del copyright deberá ser adoptada por el Consejo de la Unión Europea (que meses atrás había rechazado los artículos 11 y 13 y con eso lograba abrir una ventana de esperanza en defensa de las libertades de Internet). Esto podría suceder el próximo 9 de abril.

Lo repudiable y condenable de esta modificación es que se ataca la esencia misma de Internet en tanto como usuarios no nos limitamos a consumir contenido, sino que también aportamos (compartiendo links, creando nuevos contenidos a partir de los existentes, etc). A partir de esta decisión del Parlamento Europeo habrá que pensar en una nueva Internet, con un modelo similar a la televisión: de un solo sentido. Solamente podremos consumir materiales, noticias y contenidos sin la posibilidad de compartir, por ejemplo, un meme.

Los ahora artículos 15 y 17 obligan al control de todo el contenido subido a Internet. La cantidad de contenidos que se suben hace impensable que la tarea pueda realizarse con humanos moderadores, lo que obligará probablemente a usar filtros automatizados que probablemente no detecten ironía o humor y censuren infinidad de contenidos.

Los “articulos negros”
Artículo 11, ahora 15 (Usos digitales de las publicaciones de prensa): con estas medidas la Unión Europea plantearía la implantación de una especie de tasa Google o Canon AEDE. Los editores de publicaciones de prensa podrían gestionar sus derechos de autor, cobrando o no a quienes les enlacen o les usen de fuente cierto importe como pago por hacer uso de dicha información con derechos de autor. Enlazar o citar se convertiría en un verdadero problema tanto en la práctica como en su gestión y sus consecuencias legales. (Fuente: kaosenlared.net)
Artículo 13, ahora 17 (Vigilancia de contenidos protegidos por parte de proveedores): en este caso la normativa obligaría a las plataformas de contenidos a monitorizar lo que los usuarios suben para comprobar si se violan o no los derechos de autor. Cada servicio tendría que crear un sistema tipo Content ID de YouTube que permitiría detectar violaciones de los derechos de autor. No solo de música, sino de cualquier contenido. Sitios como la Wikipedia —aunque la UE planteo este caso como una excepción— o GitHub que abogan por la libre compartición de información y conocimiento, por ejemplo, estarían entre los afectados. (Fuente: xataka.com)

Sin dudas estamos ante la presencia de un cambio radical en beneficio de los grandes grupos de presión del copyright que impactará en Internet tal y como la conocemos hoy día.
Internet es global, no tiene fronteras, ya está lo suficientemente dominada por los enormes oligopolios trasnacionales (Google, Apple, Microsoft, Facebook). Ya estos oligopolios son quienes nos filtran, controlan, analizan nuestro comportamiento y con ello nos muestran lo que quieren que consumamos (ya sea con fines comerciales pero fundamentalmente políticos). Ahora serán ellos mismos —pese a haberse opuesto a esta nueva forma de control, porque va en contra de sus intereses comerciales— quienes aplicarán más control y censura sobre nuestro uso y acceso a la “red de redes”.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html