Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | December 14, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

Todo es apariencia: ambigüedades y sorpresas en 'El holocausto de las mascotas' - ¡Zas! Madrid

Todo es apariencia: ambigüedades y sorpresas en ‘El holocausto de las mascotas’
Pedro M. Domene

El holocausto de las mascotas, de Francisco López Serrano, opta al Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, considerado el más importante en lengua castellana

Francisco López Serrano es un francotirador de una insoslayable precisión que acierta con cada una de sus entregas, no dispensa tregua alguna a su mundo de ficción y con sus relatos consigue, de alguna manera, sobrevivir y aún más superarse tras cada nuevo libro, dispuesto como cualquier combatiente a su siguiente misión. López Serrano ha sido capaz de entregar volúmenes de una exquisita sensibilidad poética, ejemplares novelas repletas de sarcasmo e ironía, y una no menos considerable colección de cuentos y microcuentos que conforman un universo literario particular.

El narrador López Serrano prosigue con sus historias indagando en las ambigüedades y sorpresas que subyacen en toda apariencia de normalidad, narrando el insólito encuentro que puede darse entre la realidad cotidiana y lo extraordinario, el giro inesperado que puede esperarse en cualquier situación por más anodina que se presente y es capaz de servirse de la digresión, de la observación atenta y de buena parte del artificio que rodea al texto en su sentido y significado más estricto. Así que sus lectores detectan la sutilidad tan característica en sus textos, o la libertad de elegir un espacio propio, en medio de una concreta temporalidad reconocible, aunque presente o pasado vengan suavizados por fantásticas apariencias, y solo importen aquellas que nos descubren las trivialidades de un mundo que, como en algunos de sus relatos, tengan un carácter mágico, capaz de trasmutar las vidas descritas en otra realidad, incluso la posibilidad de inventarse una nueva que finalmente les satisfaga; y el narrador lo logra a través de un tono elegíaco, henchido de humor y de ironía, como queda señalado, y rozando lo iconoclasta nos traslada desde situaciones cómicas a un trágico desenlace, como ocurre en la mayoría de los cuentos de El holocausto de las mascotas un libro en el que destacan la precisión y la elegancia del estilo, o la riqueza y variedad de matices en muchas de sus historias.

Una vez más, López Serrano, muestra en estos nueve cuentos la insana descripción de algunos acontecimientos en los que confluye lo normal y lo extraño y, de alguna manera, lleva al lector ante insólitas situaciones que no lo dejan indiferente.

Semejantes propuestas, bien merecen un somero repaso para cuantificar las pretensiones del narrador, y sopesar nuestras expectativas, así en el primer cuento, “En las entrañas del bosque”, la crónica de un día de excursión, con perra dóberman incluida, y el tópico picnic desemboca en un hecho desgarrador. “La inocencia” plantea una hipótesis aterradora sobre los recién nacidos: todos son reencarnaciones que conservan algunos vagos recuerdos de su vida anterior durante algún tiempo, y una vez constatada la nueva realidad desaparecen cuando empiezan a desarrollar esa nueva personalidad, y una vez más entre otras muchas, son seres que arrastran esa incapacidad de obrar, y sobre todo reviven todos los vicios y pasiones de su vida anterior. En “El extraño caso del vecino obliterado”, un hombre no logra ver a un vecino aunque sí lo percibe cuando hay contacto físico entre ambos, y la única solución que al lector se le puede ocurrir, frente a las explicaciones del narrador, es que se trate de un delirio esquizofrénico sin cura aparente, o esa fantástica y mágica apariencia a que nos tiene acostumbrados López Serrano. En “La danza de la creación”, de una exquisita sensibilidad, se relatan las dificultades y penurias por las que pasa un joven pobre de la India para cumplir la promesa que le hizo a su madre en el lecho de muerte: trasladar su cadáver seiscientos kilómetros para que sea incinerada y para que sus cenizas sean arrojadas al sagrado Ganges, algo que se convierte en una penosa travesía marcada por la insolidaridad, la tristeza humana y lo funesto de nuestra existencia. En “Hank”, subtitulado (“Cuento de Navidad”), un joven poeta español viaja a EEUU para regalarle a su poeta favorito una garrafa de vino de su pueblo, y aún más, “si era posible, beberla con él”; pero nada más lejos de la realidad cuando el joven consigue su propósito y llama a su puerta; es quizá el relato que menos se aleje de esa realidad contextualizada a que estamos acostumbrados porque esa devota admiración por el consagrado poeta sí es posible. “El duelo” cuenta los pensamientos que instantes antes de un previsible final de un traficante que ha cruzado su vida con italianos, irlandeses y sudamericanos, y frente a un sicario reflexiona mientras le apunta con una pistola con la intención de matarlo. En el siguiente relato,”La nave de los locos”, ofrece una de esa peculiares situaciones en que varios enfermos mentales parece que, inesperadamente, poseen una asombrosa lucidez. Y en plena era de redes y contactos sociales, “Si quiere ver a su madre follando pinche aquí” cuestiona explícita y abiertamente los desvaríos de la pornografía a través de internet. La narración que cierra el conjunto, “El holocausto de las mascotas” y da título al volumen cuenta la excursión que emprenden cinco jóvenes, que siguen las instrucciones de un viejo uniformado para adentrarse en el espeso bosque y llegar a una famosa cascada; nada anormal en una larga caminata aderezada con conversaciones en torno a chicos y sexo, hasta que todo queda envuelto en un terrorífico episodio de película de adolescentes con trágico desenlace.

Lo mejor es que, El holocausto de las mascotas, de Francisco López Serrano, opta al Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, considerado como el más importante de este género en lengua castellana. Quince escritores de ocho países han sido preseleccionados para escoger entre ellos al ganador de la quinta edición del Premio, según el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, y de ellos se seleccionarán cinco finalistas que serán anunciados en septiembre. El premio, que será entregado en Bogotá a comienzos de noviembre, está dotado con 100.000 dólares para el ganador y 2.000 dólares para cada uno de los cuatro finalistas.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html