Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | June 12, 2021

Scroll to top

Top

No Comments

'Reflexiones de un simio', de Pedro Pozas, la dignidad de sentirse un primate - ¡Zas! Madrid

‘Reflexiones de un simio’, de Pedro Pozas, la dignidad de sentirse un primate
Pedro Pozas Terrados

«En Reflexiones de un simio escribo las meditaciones y opiniones de un simio orgulloso de serlo»

Sí, soy un simio, un primate, un homínido o un humano. Sí, cualquiera de los calificativos me valen, pero permítanme que me denomine simio. ¿Por qué? Tal vez porque es la manera despectiva con la que tratamos a nuestros hermanos evolutivos para poder diferenciarnos de ellos.

Y sí, somos diferentes, eso nadie lo niega. Hemos creado máquinas, ciudades asombrosas —eso sí, también venenosas—, volamos en grandes aparatos y navegamos hasta las profundidades del mar. Claro que somos diferentes de los otros primates, tan diferentes que somos capaces de exterminar a todos los homínidos, incluidos a nuestra propia especie. Nos reímos de ellos en los “zoo-ilógicos”. Nos avergüenza tener un mismo ancestro común. No somos capaces de concederles unos derechos básicos, vaya a ser que nos quiten el puesto de trabajo, como ya denuncie en mi libro Defensores de la Igualdad. Andamos de forma erguida, leemos, creamos. Pero, sin embargo, no hemos sido capaces de desarrollar nuestro cerebro y comprender que somos la única especie de la Tierra que está eliminando al resto de las especies y, encima, nos jactamos de devastar nuestra única casa, donde vivimos. ¿Puede haber tanta torpeza junta en una sola especie? Sabremos levantar un rascacielos, pero seguimos teniendo un cerebro estúpido.

Es por ello que en Reflexiones de un simio escribo las meditaciones y opiniones de un simio orgulloso de serlo. Todas mis inquietudes y razonamientos intento explicarlos, hacerlos público, dejar la huella de mi voz, de mi grito, desahogarme y llenar pantallas en blanco con mensajes que, espero, puedan llegar a todo aquel que quiera leer y comprender.

En Reflexiones de un Simio hablo de mi experiencia negativa al ser Observador Civil nombrado por Naciones Unidas en la COP-25 donde se trataba el cambio climático, evento que ahora parece haber sido acaparado en su totalidad por la pandemia que estamos atravesando. Hablo del virus que azota a nuestras vidas y que tantas muertes se ha llevado por delante por la mala gestión de nuestros representantes políticos. Me refugio en los mensajes lanzados por las redes para llamar la atención a situaciones tristes o bien para alabar el maravilloso mundo de nuestra naturaleza que estamos destruyendo. Escribo de los otros simios amigos y de las colaboraciones en otros trabajos o libros. Y mucho más.

Y cómo no, en estas reflexiones no pueden faltar los versos y un pequeño capítulo dedicado a Leonor, mi compañera, mi amor. Ella es el faro que alumbra mis pasos en este navegar por la vida, ahora en soledad. Ella me enseñó todo. Me abrió los ojos y ha sido siempre el motor de mi existencia. Sabia, guapa, cariñosa, sincera, una gran educadora y, sin embargo, el dichoso destino se ensañó con ella, la golpeó fuertemente hasta sus últimos momentos.

Reflexiones de un Simio es también como se llama el blog donde escribo semanalmente dentro de la revista digital FronterasD.

Pedro Pozas, autor del libro Reflexiones de un simio.

Sólo me resta decirte amigo lector/a que mi corazón está totalmente abierto a ti. No escondo nada. Mis manos siempre están extendidas e intento comprender muchas cosas absurdas que proliferan a nuestro alrededor. Debemos abrir bien los ojos. Informarnos no solo de una fuente, sino de muchas y de muy diversos colores. Sólo con que seamos capaces de visionar globalmente, de no quedarnos únicamente en unas ideas, de tener la mente abierta a otras opiniones y realidades, sólo entonces tendremos la verdadera visión de nuestro mundo y llegaremos con las manos en la cabeza a comprender hacia dónde nos dirigimos y quiénes son los culpables de nuestra órbita frustrada como especie.

Carlos Blanco Fadol y José María Bermudez de Castro han escrito dos excelentes prólogos para Reflexiones de un simio:

«De Pedro, he captado su pasión ante las injusticias. Casi me parece verlo cabalgar sobre Rocinante, luchando contra la contaminación atmosférica con la fuerza de su pluma, la claridad de sus conceptos y la contundencia en sus palabras. Lo veo heroico, encaramado, como simio que es, sobre los árboles centenarios de las selvas para evitar su derribo, como un King Kong amenazado por el egoísmo y avaricia de los poderosos sin escrúpulos… Reflexiones de un simio es un libro de grandes contrastes y diversidad de temas, propio de una mente inquieta y sensible como la de Pedro. Por eso resulta difícil definirlo en un solo concepto. En sus páginas, queda patente la preocupación del autor hacia los grandes simios y la angustia por sentir a la naturaleza y a la biodiversidad mancilladas. Deja entrever su impotencia ante los acuciantes problemas de nuestro tiempo, y ofrece para los mismos, soluciones evidentes. Pero lo que no imaginaba encontrar en Reflexiones de un simio, fue la llama certera de un inmenso amor pleno de poesía agazapado entre sus páginas, que hace sombra a los temas de desolación y amenazas que acucian a nuestro mundo» (Carlos Blanco Fado).

«Pedro Pozas tiene una enorme sensibilidad para entender estos problemas y explicarlos con la extraordinaria experiencia acumulada a través de los años. Las páginas de este libro están llenas de advertencias, que no deberíamos ignorar. Las reflexiones de Pedro Pozas no son fruto de una pesadilla mal digerida, sino la consecuencia de manejar datos reales. Sus críticas están bien fundadas y sus razonamientos deben ser leídos con el interés que merecen. Quizá muchas personas lo tachen de idealista, pero sus escritos quedarán para la posteridad y podrá constatarse si sus peores presagios eran infundados o estaban cargados de razón. Me temo que no queda mucho tiempo para comprobar las hipótesis de trabajo que se vierten en las páginas que siguen. Por favor, lean con atención» (José María Bermudez de Castro).



Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies