Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | November 1, 2020

Scroll to top

Top

No Comments

Más de doscientos científicos afirman que la COVID-19 se transmite por el aire - ¡Zas! Madrid

Más de doscientos científicos afirman que la COVID-19 se transmite por el aire
Redacción Zas Madrid

Solicitan a la OMS reconocer riesgos de transmisión más allá de los dos metros de distancia

Este grupo de científicos afirma que hay evidencias de que el coronavirus puede infectar a través de pequeñas partículas en el aire y han hecho un llamamiento a la OMS para que revise sus recomendaciones.

En una carta abierta dirigida a la OMS, y emitida a principios de julio, un total de 239 investigadores de 32 países subrayaron las evidencias que muestran que las pequeñas partículas pueden contagiar. Tanto si el virus es transportado por grandes partículas, procedente de estornudos, como por partículas mucho más pequeñas, exhaladas y capaces de atravesar una habitación, los científicos creen que el coronavirus se transmite por vía aérea y que tiene capacidad de infectar cuando es inhalado.

Xavier Querol, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC), es uno de los 239 científicos que ha firmado esta carta pidiendo a la OMS que rectifique y admita que el coronavirus se transmite por el aire. Según Querol, es fundamental que se refuercen las recomendaciones para espacios cerrados o transportes, con el fin de evitar contagios.

Xavier Querol, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC).

La teoría que defiende este grupo de científicos es que cuando alguien estornuda o tose, emite unas gotitas que transmiten a una distancia de dos metros la carga viral, que además es muy alta y con mucha facilidad de contagiar a quien incluso se encuentra a más de dos metros de distancia. Estas partículas permanecen en el aire decenas de metros y durante bastante tiempo. Y, aunque la cantidad de virus que contienen es mucho menor, aún tienen capacidad de contagio.

De este modo, en espacios cerrados como autobuses, vagones de metros o habitaciones poco ventiladas, las partículas son potencialmente peligrosas a pesar de que las personas estén separadas dos metros. Por eso Querol defiende que «hay que estar alerta en este tipo de sitios», ya que «existen estudios que sostienen que estas partículas exhaladas pueden permanecer hasta tres horas con capacidades infectivas flotando en ambientes interiores».

La comunidad científica ya alertaba sobre la posibilidad de que el virus se propagase por el aire el pasado mes de abril. Sin embargo, contradice lo que mantiene la OMS que afirma que el coronavirus se propaga, principalmente, por esas primeras gotas que las personas infectadas expulsan al toser o estornudar. Gotas que, después, caen al suelo y, por tanto, desaparecen. Lo mismo que sostiene el Ministerio de Sanidad desde el que se afirma literalmente que «parece poco probable la transmisión a través de estas gotas respiratorias a distancias mayores de dos metros».

Ante la teoría de Querol, la forma de protegerse sería «ventilar al máximo, usar mascarillas y gel desinfectante» cuando nos encontremos en ambientes interiores, con la finalidad de prevenir contagios y posibles oleadas el próximo otoño.

Por su parte, Jordi Sunyer, jefe del programa de Salud Infantil de Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Pompeu Fabra, y uno de los tres firmantes españoles de la carta (los otros, son Xavier Querol, del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, del CSIC, y Manuel Ruiz de Adana, del Departamento de Termodinámica Aplicada, de la Universidad de Córdoba), afirma que «dar el peso debido al contagio por aerosoles es un reto». Y afirma: «Sabemos que en espacios interiores la distancia no es suficiente».

Los científicos autores de la misiva proponen una serie de medidas básicas y de bajo coste, como garantizar la suficiente ventilación en edificios públicos como las escuelas. «La distancia, el uso de mascarillas y la poca densidad» son las precauciones principales en locales abiertos al público», señala Sunyer.

En la carta también se habla de la posibilidad de utilizar la luz ultravioleta y los germicidas para desinfectar locales, si bien el Ministerio de Sanidad avisó recientemente de que no hay evidencia en la actualidad que demuestre su efectividad frente al coronavirus.

En España, Sunyer indica que todavía no se ha hecho ninguna petición para que las distintas administraciones (Gobierno central y Consejerías de Sanidad) tengan en cuenta la posibilidad de la transmisión aérea del coronavirus.

____________________________

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html