Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | November 13, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

La turbación que habita la cotidianidad: 'Cuentos inquietantes', de Edith Wharton - ¡Zas! Madrid

La turbación que habita la cotidianidad: ‘Cuentos inquietantes’, de Edith Wharton
Emilia Lanzas
«Cuentos inquietantes», de Edith Wharton.
«Cuentos inquietantes», de Edith Wharton.

Cuentos inquietantes recopila los mejores relatos de Edith Wharton, la mayoría inéditos en castellano

Lo sobrenatural se torna verosímil en estos Cuentos inquietantes. Edith Wharton cuestiona la racionalidad que la mayoría de las personas conciben como una capacidad consustancial al ser humano. Su romanticismo arrastra la idea de que el miedo y lo sobrenatural constituyen algo apegado a nuestras vidas. En una época en la que la escritora vivía en un Estados Unidos industrial, escéptico y materialista, su literatura abre una brecha para mostrar las tinieblas.

La neoyorquina Edith Wharton (1862-1937) admiraba a Oscar Wilde y a Henry James. Y hay mucho de ellos dos en sus cuentos. Del primero, está su fina ironía y su humor. Del segundo, su ambigüedad y lo que Italo Calvino describió como «apariciones bien visibles que dan forma tangible a un pensamiento dominante».

La extrañeza en lo cotidiano
La autora asume a sus maestros, pero da un paso más. En la mayoría de estos Cuentos inquietantes —publicados en la editorial Impedimenta, ya va por su segunda edición— lo tenebroso se encuentra en nuestro entorno más cercano. En ellos no hay golpes de efecto, sino la extrañeza que habita lo cotidiano. La desazón que provocan estas historias no proviene de ninguna terrible revelación, sino más bien de esa inquietante duda que acecha lo imaginad. Los fantasmas de Edith Wharton están en nuestras casas. Viven con nosotros. Somos nosotros mismos. Como Lale González-Cotta indica en el prólogo:

«El elemento ultraterreno sobrevuela la cotidianidad de modo casi imperceptible: sutilmente invasivo, tan evanescente en ocasiones que la duda atenaza al lector hasta el final provocándole una deliciosa inquietud. Y en otros (más desasosegantes si cabe, por cuanto prescinden de lo asombroso) el misterio se oculta en la propia mente, en las ambiguas actitudes de personajes que se nos antojan perturbadores gracias a la pericia de la autora para manejarse en los meandros de su psicología. Una auténtica obra maestra de lo oscuro que se esconde tras lo cotidiano».

La escritora Edith Wharton (Nueva York, 1862 -Saint Brice sous Forȇt, 1937).

Feminismo y crítica social
Los matrimonios burgueses de los que habla Wharton esconden secretos indignos. La incomunicación y lo oculto, reflejado en atmósferas asfixiantes, muestran unas vidas de pareja superficiales, repletas de prejuicios y convencionalismos que recaen, sobre todo, en sus personajes femeninos. Wharton defendía la independencia de la mujer, su protagonismo en una sociedad repleta de damiselas banales. Ella, que viajó por Europa, fue Doctora en Letras por la Universidad de Yale, bisexual, reportera en las trincheras de Francia…

Humor, ironía, crítica, historias turbadoras unidas al poder narrativo y descriptivo de Edith Wharton, que utiliza un lenguaje preciso, un buen ritmo y una estructura bien tramada, confluyen en estos Cuentos inquietantes.

________________________________

________________________________

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html