Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | August 9, 2022

Scroll to top

Top

No Comments

La narración que nunca acaba: 'Las mil y una noches. Siete noches más...', de Graphiclassic - ¡Zas! Madrid

Emilia Lanzas

Las mil y una noches. Siete noches más comprende siete relatos ilustrados

Graphiclassic dedicó su séptimo volumen a Las mil y una noches. Un estudio monográfico sobre una de las obras más sugerentes de la literatura. Ahora, abandona provisionalmente el texto ensayístico para retomar la ficción: Las mil y una noches. Siete noches más…, comprende siete relatos de narradoras españolas contemporáneas, que escriben sobre las dicotomías Oriente y Occidente, el medievo y la actualidad, el sueño y la razón

¿Por qué mil y después mil y una? Como ya indicó Borges, una de las razones es la superstición, según la cual existe la creencia de que las cifras pares son de mal agüero. La segunda razón estriba en el hecho, tan mágico como el anterior, de que esa “una” noche más le confiere a la obra el sentido de innúmeros espacios y tiempos, nada menos que la eternidad.

Como un halo ilimitado y palpitante, la narración literaria nunca debe acabar. Siete escritoras: Pilar Pedraza, Marta Sanz, Natalia Carrero, Amparo Montejano, Lola Robles, Alicia de la Fuente y Elisa McCausland continúan con el influjo de las historias contadas, historias que perciben la muerte pero que perpetúan la vida.

Pilar Pedraza inicia el volumen con el relato “Vampiras en la noche” —ilustrado por Federico del Barrio— trabando las historias posteriores con una frase que enhebra el comienzo sin fin: «Cuando las niñas se acomodaban en la cama con sus pijamas de algodón no muy limpios, la bisabuela Agatha se sentaba en el borde y, acariciando sus mejillas y sus manos regordetas con sus dedos que olían a humo, comenzaba a declamar, con voz de trueno, esta cuarteta terrorífica. Érase un sultán que tenía tres hijas, las metió en tres botijas y las tapó con pez… ¿Quieres que te lo cuente otra vez?».

Marta Sanz en “Sherezade invertida” —con ilustraciones de Judit Morales y Adrià Gòdia— nos habla de una locutora de radio que escucha monótonas historias cotidianas.

“En desfile otoño-invierno” de Natalia Carrero —con ilustraciones de Adrià Gòdia— también cuenta sobre modernas Sherezades y de las consecuencias de la pandemia provocada por la COVID-19.

Amparo Montejano en “Historia de Suleyman y el Descarnado” —con ilustraciones de Xulia Vicente— retoma el carácter oral de Las mil y una noches, la voz, su atmósfera y misterio.

Natalia Carrero ahora ilustra el cuento de Lola Robles, “Voz de luz”, protagonizado por una Sherezade invidente.

Alicia de la Fuente recrea de nuevo a Sherezade, pero ahora el personaje contradice al propio mito y “La narradora de Oriente” también ha sufrido el paso del tiempo y ahora cuenta su historia desde su ancianidad.

El último cuento está escrito por Elisa McCausland, “La presentación”. El componete onírico recobra su lugar en el presente. Porque como indica Esther Peñas en el prólogo de Las mil y una noches. Siete noches más: «Había una vez invoca la temperatura del sueño… ».


Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies