Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | December 14, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

El Gobierno de Pedro Sánchez

La crisis, el Gobierno de Pedro Sánchez, Patricia Botín y la Economía del Bien Común
Fernando Moreno Bernal

Pedro Sánchez se mueve en la contradicción entre las exigencias de la oligarquía financiera y las expectativas generadas

●Desde el comienzo de la democracia, y antes con la dictadura, el Ministro de Economía siempre ha sido propuesto por la oligarquía financiera del país. Ahora también. Me imagino la conversación entre Patricia Botín y Pedro Sánchez…

●¿Por qué Rajoy se encierra en el reservado de un restaurante y no en la Moncloa? Porque en la Moncloa todas las llamadas y visitas quedan registradas y, tarde o temprano serán conocidas. ¿Qué está en juego y quién decide en última instancia? 

Para valorar el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez tenemos que contextualizarlo en la actual crisis sistémica, que para superarse debe transformarse en una crisis civilizatoria, cambiar los valores hegemónicos en la sociedad, y preguntarnos cuál ha sido el papel jugado por Patricia Botín, como representante de la oligarquía financiera española, en la resolución del voto de censura a Rajoy y en la conformación del equipo de Gobierno. Y tras esta valoración podremos visualizar las pautas de actuación a seguir para ser eficaces avanzando en la construcción de una economía y sociedad por y para la Vida, la economía del Buen Vivir y del Bien Común.

Actores de la crisis sistémica
El estudio realizado por tres investigadores suizos en 2011 sobre 43.060 compañías transnacionales puso de manifiesto que 737 compañías controlaban el 80% de la red corporativa transnacional y tan solo 147 controlaban más del 40% de esta red global. Tres grandes fondos de inversión pasivos de Estados Unidos: BlackRock, Vanguard Group y State Street Corporation, constituyen el mayor accionista en el 88% de las firmas S&P 500; y uno de ellos BlackRock es el mayor accionista del IBEX 35 con el 7,25% del BBVA y del 6,95% del Santander. Son los máximos accionistas de los grandes bancos de inversión del mundo y de las plataformas tecnológicas necesarias para su funcionamiento: Bolsa de Chicago, NASDAQ, etc. Máximos accionistas del Grupo Pearson, dueños de The Economist y el Financial Times. Controlan el Banco Internacional de Pagos y las Agencias de calificación Fitch, Moody´s y Estándar&Poor’s. Los máximos accionistas de las tres grandes son en cada caso las otras dos, por lo que siguen estrategias de votación coordinadas y centralizadas de gobierno corporativo. Sus accionistas pertenecen a Fundaciones creadas por clanes familiares, sólo ocho familias con nombres como el Demos. Sus nombres no suelen aparecer en la lista de los más ricos de Forbes ya que su anonimato es parte de su poder. Cuatro representantes de cada una de estas ocho familias conforman el Secretariado permanente del Grupo Bilderberg, estado mayor de los globalistas financieros de este agonizante sistema capitalista.

Las contradicciones interoligárquicas de este sector hegemónico globalista se dan con las oligarquías continentalistas vinculadas aún a los sistemas productivos de cada estado-nación: Trump en EE UU, Merkel y Macrón en la UE, Theresa May en Gran Bretaña, Putin en Rusia, Xi Jinping en China son sus portavoces. Tanto la elección de Trump como el triunfo del Brexit fueron derrotas de la oligarquía globalista, que ve con temor las alianzas entre China, Rusia, India, Pakistán e Irán que unen la gran isla
euroasiática y cuestionan su control del sistema financiero internacional.

El 9 de junio se han celebrado dos reuniones paralelas. De un lado la Organización de Cooperación de Shanghái en la ciudad china de Qingdao, manifestaba su fortaleza, crecimiento y acuerdos fructíferos entre sus integrantes, asistiendo por primera vez como invitado Argentina. De otra el G6+1 en la ciudad canadiense de Quebec mostraba los enfrentamientos y división entre sus integrantes. No sólo Trump se enfrenta al resto, también se incorpora el nuevo gobierno de Italia que denuncia y se rebela abiertamente contra las sanciones a Rusia impuestas desde la OTAN. Y mientras la bomba de la deuda mundial amenaza con estallar y la Unión Europea está cada vez más fracturada con una triple crisis presupuestaria, social y de identidad.

En Quebec Trump pronuncia unas palabras misteriosas que dan escalofrío: pronto pasará algo que nos beneficiará a todos. ¿El ataque a Irán?

El nuevo Gobierno del PSOE de Pedro Sánchez
Es en este contexto internacional en el que Pedro Sánchez presenta la moción de censura a Mariano Rajoy impulsado por la sentencia sobre la corrupción institucionalizada de la Gürtel, sin expectativas de ganarla, con los únicos objetivos de recuperar protagonismo mediático y anticiparse a la posible moción de Ciudadanos, que hubiese obligado a votar a favor al PSOE, en un contexto de crecientes movilizaciones de mujeres, pensionistas, defensa de la sanidad y educación pública, reivindicaciones salariales y movilizaciones ciudadanas diversas que permiten hablar de la segunda gran indignación del pueblo español.

Una vez conocida la intención de voto a favor de la moción de nacionalistas catalanes y vascos, y la posibilidad real de que salga adelante se desencadenan ocho horas de vértigo que cambiarán el futuro inmediato de España, las perspectivas electorales de los diferentes partidos políticos y el porvenir de algunas y algunos de ellos en particular.

¿Por qué Rajoy se encierra en el reservado de un restaurante y no en la Moncloa? Porque en la Moncloa todas las llamadas y visitas quedan registradas y, tarde o temprano serán conocidas. ¿Por qué no dicen nada a la Vicepresidenta Saénz de Santamaría, probable candidata a Presidenta de Gobierno en el supuesto de dimisión de Rajoy para anular la moción de censura, con lo que el PP mantendría el Gobierno? ¿Qué está en juego y quién decide en última instancia? ¿Con quién o quienes se contacta desde ese reservado? ¿Por qué la sobremesa se alarga durante ocho horas mientras se desarrollaba la moción en el Congreso de los Diputados?

Si el PP hubiese mantenido el Gobierno las movilizaciones y la organización social hubiesen continuado de forma creciente hasta las próximas elecciones, un año para las locales, autonómicas y europeas; y dos hasta las generales. Con otra gran crisis financiera en el horizonte y una gran guerra a las puertas de Europa. La oligarquía financiera española perdería el control de la situación corriendo el riesgo de ser arrastrada con el Gobierno del PP. Desde su óptica es imprescindible desactivar las
movilizaciones sociales y canalizar dentro del sistema la indignación y las reivindicaciones cediendo en los aspectos más lacerantes de las últimas reformas. Cambiar de Gobierno para seguir igual manteniendo el control y el Poder. La moción de censura a Rajoy tenía que salir adelante. Elecciones anticipadas y el ascenso al Gobierno de Ciudadanos alarga innecesariamente la resolución y no resuelve el tema de paralizar las movilizaciones.

Una vez decidida la aprobación de la moción tenían que amarrar la no inclusión de Unidos-Podemos en el Gobierno y la continuidad de la política económica. Desde el comienzo de la democracia, y antes con la dictadura, el Ministro de Economía siempre ha sido propuesto por la oligarquía financiera del país. Ahora también. Me imagino la conversación entre Patricia Botín y Pedro Sánchez donde este le exige que la persona propuesta sea mujer y le manifieste públicamente su apoyo al nombramiento. No solo Patricia Botín, también la cúpula de la CEOE, el PNV y el responsable de economía de Ciudadanos. La propuesta, Nadia Calviño, es discípula de Román Escolano, Ministro de Economía del Gobierno de Rajoy.

La composición del Gobierno responde a la necesidad de canalizar y desactivar las movilizaciones mientras se le da un voto de confianza para ver que son capaces de hacer. Líderes feministas, incluida la Igualdad como política transversal en la Vicepresidencia, Carmen Montón, de Marea Blanca-Valencia en Sanidad, Teresa Ribera en Transición Energética y Medioambiente, Magdalena Valerio en Trabajo, migraciones y SS.SS., y Pedro Duque con Ciencia, Innovación y Universidades tienen este cometido. Pero si falla, al frente del Ministerio de Interior alguien que no dudará a la hora de reprimir e independiente: Fernando Grande-Marlaska.

Europa tiene una gran debilidad en el enfrentamiento con EE UU: no dispone de ejercito propio independiente de la OTAN, y esta está controlada desde EE UU. Con una gran confrontación militar en el horizonte Pedro Sánchez necesita al frente del Ministerio de Defensa alguien de su absoluta confianza y que controle cualquier movimiento interno en los ejércitos: Margarita Robles.

Europa está partida. Alemania y países del norte y centro europeos beneficiarios de una perversa institucionalización del euro frente a los periféricos, donde a su vez se dividen en los excomunistas dominados por xenófobos y neonazis al este, y los del sur donde se está articulando un frente en torno a la Francia de Macrón, con la incógnita de Italia. Para fortalecer este frente se cuenta con Josep Borrell y Luis Plana.

Las costuras del Estado de las autonomías español se descosen por el excesivo centralismo de los gobiernos de Rajoy. Quitar tensión y aumentar de talla el traje constitucional es la tarea del resto de ministras y ministros.

Igualdad, europeísmo y modernización son las palabras utilizadas para definir a este Gobierno de Pedro Sánchez. Europeísmo equivale a compromiso con las políticas económicas de austeridad y estabilidad financiera, y modernidad con los retos de competitividad en la implantación de la cuarta revolución industrial.

¿Y el apoyo parlamentario que permita un mínimo de continuidad? Desde fuera del Congreso se presionará cuando sea necesario para sacar los votos suficientes por “cuestión de Estado” con PP, Ciudadanos y la derecha nacionalista vasca, canaria y catalana.

La EBC ante el nuevo Gobierno y la crisis sistémica
Desde la Economía del Bien Común (EBC) sabemos que de esta crisis no saldremos hasta que cambiemos a una economía por y para la Vida, cambiando los valores dominantes en la sociedad. Y sabemos que los retos globales del cambio climático, desigualdad social mundial, migraciones y regulación de los especuladores financieros mundiales requieren de respuestas de ámbito global, que pasan por el reconocimiento de los derechos jurídicos de Gaia, la Madre Tierra, y del nacimiento de la Ciudadanía Universal como nuevo Poder soberano. Este es nuestro horizonte, nuestro destino hacia el que caminamos mientras construimos el Demos compartido de Una humanidad rica en su diversidad. Esta es nuestra semilla lanzada al viento para que fructifique cuando pase la tormenta.

El cambio de Mariano Rajoy por Pedro Sánchez como presidente del Gobierno ha sido recibido por una gran mayoría con esperanza y alegría. Queremos que algo cambie en beneficio del bien común, la cohesión y el bienestar social. Pero sus posibilidades y límites vienen impuestos por la agonía del propio sistema y las limitaciones de la propia oligarquía financiera española. Hay miedo a una nueva frustración social por la socialdemocracia. Zapatero y Hollande están demasiado cerca en el tiempo.

¿Pueden ser satisfecha las demandas de igualdad, no sólo las de género, sin transformar radicalmente el marco económico y social? ¿Tiene futuro posible esta Europa de los mercaderes sin romper las instituciones y tratados ultraliberales nada democráticos que se nos han impuesto desde Alemania? ¿Es posible avanzar en la cuarta revolución industrial sin que estalle la contradicción entre el desarrollo de su potencial y la apropiación privada de sus resultados por unas élites cada vez más reducidas?

El gobierno de Pedro Sánchez se mueve en la contradicción entre las exigencias de la oligarquía financiera y las expectativas generadas en sus propias bases y votantes.

Una oligarquía financiera debilitada globalmente y a la defensiva ante la consolidación del bloque euroasiático liderados desde China y Rusia. Amenazada por la acumulación de deudas incobrables y un sistema financiero y monetario del euro sin fundamentos firmes. Y una base social cada vez más participativa, organizada e informada que quiere construir su futuro y el de las generaciones venideras en paz, cohesión y justicia social.

La unidad lograda para destituir a Mariano Rajoy debe mantenerse a pesar de todo, alimentando las expectativas de cambio ético de modelo económico, exigiendo el desarrollo de la Europa social y política, con desarrollo de los principios de la EBC y sistemas de democracia participativa. En la medida en que se refuerce la organización y movilización de la base social con un horizonte diáfano se irá liberando al gobierno de Pedro Sánchez de sus ataduras e hipotecas con la oligarquía financiera.

La conformación del bloque social para el cambio global y local es lo fundamental. Nada ni nadie debe ir contra las esperanzas, ilusiones y organización de este. Mientras las contradicciones se agrandarán desarrollando la conciencia de la necesidad imperiosa de la transformación ética, económica, social y política hacia otro mundo con otra civilización que una con amor, solidaridad y cooperación universal.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html