Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | December 15, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

La contemporaneidad del pícaro en la novela 'Los muchos', de Tomás Arranz Sanz - ¡Zas! Madrid

La contemporaneidad del pícaro en la novela ‘Los muchos’, de Tomás Arranz Sanz
Emilia Lanzas

Entrevista a Tomás Arranz Sanz

«El tema de Los muchos es el ser humano»

El escritor Tomás Arranz Sanz, autor de la novela 'Los muchos'.

El escritor Tomás Arranz Sanz, autor de la novela ‘Los muchos’.

Tomás Arranz Sanz estudió Teoría y Práctica del Relato en los Talleres Fuentetaja de Madrid. Su primer libro, Precipicios, fue publicado por la Editorial Arte y Literatura de Cuba. Lleva escribiendo más de dos décadas, y ha impartido varios cursos de Creación Literaria, tanto nacionales como internacionales. Su novela Los Muchos fue Premio Nadal 2015, y ahora acaba de ser publicada por Ediciones Camelot.

Los muchos es una biografía que, sin embargo, está escrita en primera persona: ¿al estilo de una novela confesional o más cercana al autobiografismo de la novela picaresca?
Efectivamente comparte con la novela picaresca el realismo, la narración en primera persona, un lenguaje muy cercano al oral y una crítica a la sociedad del momento. En este caso repaso el comunismo cubano, el sueño norteamericano en Las Vegas, la sociedad y las cárceles españolas. La diferencia principal con la novela picaresca clásica es que mi protagonista no pretende sobrevivir, sino disfrutar de la vida todo lo que pueda.

La presencia del sexo parece tener como objetivo plasmar lo grotesco…
No solo lo grotesco. Es sexo es el motor de la narración, pero no el tema de la novela, que es el ser humano. Mi personaje no solo vive del sexo, también de la estafa y del engaño. Como considera que el futuro no existe, huye de la realidad a través del placer. Lo curioso es que al final te preguntas si es víctima o verdugo.

El protagonista y narrador realiza una labor de autoconocimiento a lo largo de la novela. ¿Sus aventuras acaban en claudicación?
Pese a su vitalidad, de alguna manera sí, ya que tras veinte años lejos de Cuba, debe regresar a un país que está peor de lo que estaba, y él parece a punto de rendirse. Sin embargo, tiene un acto de gallardía al final de la obra, cuando se atreve a sincerarse y contar todo lo que ha ocultado, desde su nombre, a su país, su ciudad y sus familiares. Ha perdido el miedo a enfrentarse al sistema que le obligó a escapar de la isla.

Conociste al protagonista de la novela como preso en la cárcel de Dueñas. ¿Sabes qué ha sido de él?, ¿ha llegado a conocerse como personaje literario?
Bueno, tengo una relación muy intensa con Cuba y al ser el personaje, como todos los cubanos, un superviviente, debió integrarse en la sociedad como pudo. Ahora vende ropa que otros paisanos le traen de la República Dominicana y sobrevive en La Habana. Sus años de gloria ya pasaron.

«En este país todos los premios importantes están patrocinados por las editoriales y, por eso mismo, los que superan los 15.000 euros de dotación están otorgados de antemano»

Con Los muchos has sido finalista del Premio Nadal. ¿Crees en la honestidad de los premios literarios?
Confío en la selección, no en los veredictos. En este país todos los premios importantes están patrocinados por las editoriales y por eso mismo, los que superan los 15.000 euros de dotación están otorgados de antemano, pero aun teniendo en cuenta que las editoriales prescinden de los manuscritos no solicitados, es el único camino que nos queda a quienes apostamos por la calidad. Es el más duro, pero no hay otro. Recuerdo que cuando envié la novela al Nadal, un amigo, me preguntó si esperaba ganar y yo le respondí: «No, solo aspiro a finalista». Lo conseguí, pese a no conocer a nadie en la industria, lo triste es que tras haber invertido tiempo y dinero en la selección, las editoriales se olviden de los finalistas, cuando a mi juicio la mejor literatura actual la llevan a cabo dichos finalistas, por ejemplo Roberto Osa, Alejandro Morellón y otros muchos. Es como si descubro que tienes un Picasso en tu casa y te ofrezco cien euros por él.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html