Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | May 26, 2022

Scroll to top

Top

No Comments

La Comunidad de Madrid da luz verde a la Ley Ómnibus - ¡Zas! Madrid

La Comunidad de Madrid da luz verde a la Ley Ómnibus
Redacción Zas Madrid

El gobierno de Ayuso impulsa la Ley Ómnibus con la que modificará cincuenta textos normativos

La Plataforma Paremos la Ley Ómnibus ha convocado una movilización para el 26 de febrero

La Comunidad de Madrid pretende liberalizar, entre otros, la ley del suelo y la compra centralizada de servicios sanitarios.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado el proyecto de la Ley de medidas urgentes para impulsar la Actividad Económica y la Modernización de la Administración de la región, conocida como ‘Ley Ómnibus’. El texto se remitió a la Asamblea autonómica para que inicie la tramitación legislativa y culmine con su entrada en vigor.

Se trata de una reforma legal que actúa sobre cincuenta textos normativos. En este cómputo se incluye la derogación total o parcial que el proyecto realiza sobre cuatro leyes y otros cuatro decretos. El proyecto ha recibido 600 alegaciones en el periodo de consulta pública y sumará varias decenas de enmiendas de los grupos de la oposición que ya se han mostrado en contra de esta “autopista administrativa”.

Más Madrid denuncia que la Ley Ómnibus es utilizada por el gobierno de Ayuso como «la excusa para seguir con su modelo de ladrillazo, desigualdad y descontrol». Mónica García ha declarado que «el Gobierno de Ayuso oculta en su Ley Ómnibus nuevas facilidades para los abusos urbanísticos, un ataque a la independencia de la Cámara de Cuentas y un paso atrás en materia de transparencia».

FACUA Madrid también ha mostrado su descontento y su apoyo a la solicitud realizada por diferentes organizaciones sociales madrileñas de retirar de forma momentánea la Ley Ómnibus.

Las entidades han criticado la falta de participación social en el texto ya que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso publicó en el portal de transparencia el pasado 23 de diciembre, el anuncio de trámite de audiencia e información públicas del Anteproyecto de la ley, estableciendo, en plenas fechas navideñas, un plazo para alegaciones de siete días hábiles además de reducir el debate parlamentario al tramitarse por vía de urgencia.

¿Qué modifica la Ley Ómnibus?
En concreto, el anteproyecto modifica treinta y tres leyes y cinco decretos vigentes e incluye además quince nuevas disposiciones que afectan a ámbitos como Hacienda pública, ordenación del juego, entidades locales, servicios sociales, la Administración digital o la Agencia de contratación sanitaria de la Comunidad de Madrid, entre otros.
En este sentido, la Plataforma Paremos la Ley Ómnibus denuncia que bajo el falso enunciado de “impulso de la actividad económica y la modernización de la Administración de la Comunidad de Madrid”, se introducen medidas que en realidad suponen otra vuelta de tuerca en la privatización y la liberalización de la gestión de múltiples servicios públicos.
Por ello, las organizaciones firmantes, entre las que se encuentran FACUA Madrid, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (Fravm), Ecologistas en Acción de Madrid, los sindicatos CCOO de Madrid y UGT Madrid, entre otros, exigen que se amplíen, al menos un mes, los plazos de trámites de audiencia e información pública del citado anteproyecto o que se anule todo el procedimiento. Además, han impulsado una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org, que ya ha recogido 46.800 firmas.

Asimismo, la plataforma manifiesta su oposición por considerar que es una norma que supone un retroceso en la legislación ambiental. Según esta, la nueva norma tiene graves repercusiones sobre numerosos sectores madrileños: medioambiente, urbanismo, transporte público, sanidad, competencias municipales y otros muchos.
Los representantes ecologistas han señalado que las reformas de la Ley Ómnibus supondrán una regresión ambiental con respecto a los textos normativos actuales y una afección negativa a la conservación de los espacios naturales así como de la fauna, la flora, los bosques y el paisaje madrileño. Raúl Urquiaga, miembro de GRAMA, ha señalado que «las leyes ambientales se hacen para propiciar la conservación de los valores naturales, no para facilitar negocios de sectores minoritarios de la ciudadanía madrileña», considerando que la ley supone una relajación de los mecanismos y normas de gestión de las actividades sobre el territorio y la ciudad. Para los ecologistas, lo que supone la Ley Ómnibus es favorecer intereses muy concretos para permitir que hagan lo que quieran en detrimento del interés público. Y apuntan que algunos de los principales efectos que podrá tener la ley en materia urbanística y de ordenación territorial son, por ejemplo, sobre los Proyectos de Alcance Regional, ya que permite al Gobierno Regional determinar qué proyectos tienen este alcance, sin necesidad de fundamentar su utilidad pública o interés social, los cuales podrán ser realizados en cualquier tipo de suelo (esté protegido o no). Además, faculta a cualquier entidad privada la posibilidad de tramitarlos, actualmente limitado a los Centros Integrales de Desarrollo; la modificación de las entidades privadas colaboradoras en materia urbanística (EPCUs): se transfiere a empresas privadas unas funciones de responsabilidad y concepción netamente públicas, como es la tramitación de licencias y declaraciones responsables urbanísticas o la inspección de actos de uso del suelo y edificación. Por ejemplo, los certificados de conformidad que habrán de emitir las EPCUs bastarán por sí mismos para la concesión de las licencias, sin más trámite o ratificación/rectificación por parte de los servicios municipales.

También supondrá la eliminación de la obligación de ceder suelo al ayuntamiento para la construcción de dotaciones como hospitales, parques o centros escolares. Ahora, el promotor tendrá la opción de pagar una cantidad monetaria (que en la práctica es de mucho menos valor que el suelo), lo que la ley actual solo permite cuando este justifique que no tiene suelo que pueda ceder.
Esta ley también favorece la utilización de Planes Parciales y Planes Especiales para hacer modificaciones del planeamiento general. Se pretende reducir el control y las posibilidades de evaluar negativamente operaciones de planes parciales o especiales cuando contradigan los principios del planeamiento general, el interés público y el bienestar de la ciudadanía; facilita el uso de suelos públicos para ser utilizados para fines netamente lucrativos, sin justificación alguna y la creación de las mancomunidades de interés general. Se desligan las decisiones de estas entidades locales de los plenos de los Ayuntamientos que las conforman, lo que incrementará la falta de transparencia y el control en estas entidades ya de por sí opacas y gestoras de dinero público.

En cuanto a los efectos que puede tener en materia de medioambiente, están la reducción de la protección de las especies vegetales de flora silvestre, tanto las especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Comunidad de Madrid, como las que no lo están, la desprotección del arbolado de especies no protegidas y la desprotección y privatización encubierta de los montes de utilidad pública: se elimina la obligación de estar sometidas a autorización ciertas actividades, al limitar los informes por parte de la entidad titular. Además, se amplía el plazo de las ocupaciones temporales de 15 años a 75 años, lo que supone una privatización encubierta de estos montes.
Asimismo, la Ley Ómnibus favorece el uso urbanístico y comercial de los Parques Regionales: propiciando nuevas infraestructuras, obras, negocios hosteleros, hoteleros y de turismo o incluso negocios y aprovechamientos residenciales, en zonas donde, hasta ahora, estaban restringidos o estaban completamente prohibidos; facilita la caza en zonas de máxima protección. La actividad cinegética podrá realizarse incluso en las zonas de más alto valor ambiental, sin más limitaciones que cualquier otra zona del territorio.

Por todas estas razones, la Plataforma Paremos la Ley Ómnibus ha convocado una movilización para el 26 de febrero, a las 12:00 horas con el recorrido: calle Atocha, calle de la Cruz, Carrera de San Jerónimo y Sol.
La Plataforma Paremos la Ley Ómnibus está formada por: Amigos de la Tierra, ARBA, Asociación Mar de Tierras, Coordinadora en Defensa de la Sanidad Pública de la Asamblea de Barrios y Pueblos de Madrid, ELITE taxi Madrid, Medsap – Marea blanca, CCOO-Madrid, GRAMA, Asamblea en defensa del Tajo de Aranjuez, No + precariedad, Plataforma de Centros de Salud, FRAVM, Colaterales del Taxi Madrid, MATS, Auditoria Ciudadana de la Deuda en Sanidad (Audita Sanidad), CGT Sanidad Madrid, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, Ecologistas en Acción de Villaviciosa de Odón, Ecologistas en Acción de Getafe, Invisibles de Tetuán y Solidaridad Obrera-Metro Madrid.




Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies