Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | October 17, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

'Kafkiana. Relatos de Franz Kafka': la brillantez de lo absurdo, en cómic - ¡Zas! Madrid

‘Kafkiana. Relatos de Franz Kafka’: la brillantez de lo absurdo, en cómic
Pedro M. Domene
  • On 3 junio, 2019
  • http://acabodeleerymegusta.blogspot.com/

Peter Kuper adapta en cómic catorce relatos del escritor checo

Kafkiana. Relatos de Franz Kafka se acaba de publicar en la editorial Sextopiso, con traducción de Ce Santiago y dibujos de Peter Kuper

Franz Kafka es el escritor más importante del siglo XX. Su vida se traduce en una de las paradojas más surrealistas: judío de nacimiento, alemán de lengua, checo de patria, se convierte en el símbolo más desarraigado de la figura de un escritor. Autor de cuentos, sus novelas más importantes aparecieron tras su muerte. Su obra es la meditación acerca de la ausencia de Dios, o la interrogante sobre el poder y la burocracia, aunque para otros puede ser la apocalíptica visión de un futuro inmediato. Lo que determina la escritura de Kafka es esa necesidad absoluta de librarse de escribir página tras página. Lo mismo que las voces, los gestos, los rostros que a diario observa el escritor deben ser reducidos a la precisa sensación de la palabra, de la frase o del fragmento, según el pulso riguroso que se le exige a la letra.

Franz Kafka escribe para vivir, quizá por este motivo el paso de los hechos a la escritura, a la palabra, en concreto, sirve para identificar la gravedad que sus textos presentan y para percibir el sentido último que parecen augurar. Y por todo esto, nunca llegaremos a saber si El castillo (1926) es una crítica metafórica del poder o una simple novela de aventuras, con grandes dosis de humor, o incluso si La metamorfosis (1915) es una simple novela realista o la interpretación de una profunda pesadilla en un excelente tono literario, incluso si El proceso (1916) encierra una burla a la moderna burocracia bien conocida por el escritor.
Estas obras y las legadas tras su muerte, muestran por consiguiente la historia de un desgarro provocado por la contradicción que suponía en Kafka la dicotomía entre lo que quería ser, un escritor, y lo que representó, en realidad, en toda su vida, un oficinista.

Kafkiana
Peter Kuper adapta en cómic catorce relatos del escritor checo que titula Kafkiana y que se presentan ante el lector con toda la angustia de su escritura, su paranoia más característica y ese humor negro tan profundo como eficaz. Kuper, que ya había adaptado La metamorfosis, detalla en la introducción de Kafkiana sus influencias artísticas a la hora de trasladar la obra de Kafka al noveno arte, recuerda a Otto Dix, contemporáneo de Kafka, para que cada historia tenga el mismo aspecto que si hubiera sido adaptada a principios del siglo XX. Aunque, Kuper, introduce elementos modernos que contribuyen a enfatizar la modernidad de los relatos de Kafka, su universalidad y su relevancia actual. En sus dibujos mezcla lo clásico y lo moderno y cierta tonalidad se hace patente en una perfecta organización de las páginas con respecto al relato dibujado, porque cada cuento tiene su propio estilo de dibujo.
El universo de Kafka es ácido, bastante crítico, ciertamente perturbador y sobre todo cargado de un extraño sentido del humor que de alguna manera nos invita a sonreír ante la impavidez con la que reaccionan muchos de los personajes de sus obras frente a situaciones desconcertantes y dolorosas, y en el fondo subyace esa crítica que pasados más de cien años nunca dejamos de ver, y que que Peter Kuper ha intentado reinterpretar en clave actual, revistiendo los textos del checo con nuevos referentes visuales. Lo hace con “Ante la ley”, donde el protagonista es un hombre de raza negra al que se le niega el acceso a la ley, y se convierte en esa sutil forma de mostrar el doble rasero con el que se juzga en ciertos países. Y lo mismo ocurre en “Los árboles”, donde el texto le permite reflexionar sobre la situación de los indigentes a través de las ilustraciones, generando ese extraño choque entre la imagen poética y naturalista de los árboles y la dolorosa realidad que vemos diariamente en las calles. Kuper carga sus historias con nuevos elementos críticos, utiliza imágenes concretas, llenas de intención, y así otorga a los relatos un significado que nunca antes quienes hayan leído o releído, una y otra vez, a Kafka no hubieran apreciado en su prosa.

Sorprende en Kafkiana la manera en que el texto y la imagen interactúan, porque Kuper consigue fusionar los dos lenguajes de una manera magistral, sobresale esa visión de una novela gráfica que tantos admiradores está cosechando. Y, luego estaría, la manera perfecta, casi original de conocer la obra de Kafka y acercarse a ella; y para el resto de lectores otra forma de descubrir los posibles caminos que ofrecen sus relatos y esa característica voluntad del escritor de condensar una idea, como entonces, en blanco y negro, matices que perviven como colores densos, cáusticos y precisos.

El dibujante
Peter Kuper (Summit, Nueva Jersey, 1958) es uno de los más importantes ilustradores y dibujante de cómics de los últimos años, cuyos trabajos se publican en las páginas de Time y Newsweek, además de numerosas sus colaboraciones en The New Yorker, The New York Times y Harpers. Autor de varias novelas gráficas, en España podemos admirar sus libros, Kafka (2003), La Jungla (2006), La Metamorfosis (2007), No te olvides de recordar (2008), Alicia en el país de las maravillas (2010), A través del espejo y lo que Alicia encontró allí (2011), Diario de Nueva York (Sexto Piso, 2011), El sistema (2015) y Ruinas (2016).

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html