Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | November 25, 2020

Scroll to top

Top

No Comments

Greenpeace despliega una pancarta para exigir que no se destine dinero público a empresas contaminantes - ¡Zas! Madrid

Greenpeace despliega una pancarta para exigir que no se destine dinero público a empresas contaminantes
Redacción Zas Madrid

La organización alerta de que el plan de ayudas a vehículos diésel y gasolina va en contra de la transición ecológica

El Gobierno ha puesto a disposición de las aerolíneas más de mil millones de euros en avales públicos, a los que se suma el paquete de ayudas directas de 1.050 millones de euros para la automoción

Activistas de Greenpeace despliegan una pancarta en la Plaza de Neptuno de Madrid.

El día en el que el Gobierno aprueba las nuevas ayudas a la compra de automóviles, cinco escaladores de Greenpeace han desplegado en la plaza de Neptuno de Madrid, junto al Congreso de los Diputados, una pancarta de más de 200 metros cuadrados por 50 metros de altura en la que se lee: “No más dinero público a empresas contaminantes”.

Coincidiendo con el debate de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica en el Congreso, Greenpeace denuncia que, en el actual contexto de crisis económica, se sigan apoyando los combustibles fósiles con dinero público, con una inversión cercana a los 4.000 millones de euros para incentivar la venta de automóviles, incluidos los de combustión. Según el grupo ecologista, es el momento de reconstruir el modelo económico y social. Greenpeace quiere recordar con esta acción que las actuales medidas planteadas por las administraciones apuntalan un sistema económico e industrial que se ha demostrado fallido e incompatible con los compromisos climáticos.

La organización ecologista critica que el Ejecutivo haya disfrazado esta ayuda multimillonaria como “verde” cuando en realidad supone apuntalar un modelo de movilidad basado en el vehículo privado y contaminante. Greenpeace denuncia que este plan de ayuda se ha diseñado al dictado del lobby de la automoción, sin esperar a la recuperación de la actividad (los concesionarios han estado cerrados hasta hace apenas unos días) y sin evaluar el impacto que supondrá una mayor venta de vehículos diésel y gasolina. En lo relativo a gases de efecto invernadero, las emisiones de CO2 en los vehículos nuevos están subiendo al venderse modelos cada vez más grandes, como los SUV (La emisión media por vehículo se ha incrementado 2 gr/km en 2018, según el estudio Emissions from new passenger cars in the European Union elaborado por el International Council on Clean Transportation).

En opinión de Greenpeace, el Gobierno es plenamente consciente de que es posible conceder ayudas solo a coches cero emisiones, puesto que también se aprueba la ampliación a 100 millones de euros del Plan MOVES II y otros 300 para compra pública. La organización ecologista reconoce estas medidas y destaca que sólo apoyando una flota cero emisiones se podrá garantizar la viabilidad laboral y ambiental de la automoción.

Además, Greenpeace valora positivamente que se comiencen a vincular las ayudas a la renta de los compradores y pide mayor progresividad para evitar subvencionar la compra a las rentas altas. Por último, la Dirección General de Tráfico (DGT) va a acceder a revisar los criterios para el distintivo ambiental, una petición largamente demandada por las asociaciones ecologistas para evitar la intromisión con etiqueta ECO o CERO de vehículos de gran potencia o que queman algún tipo de combustible fósil.

Los cinco activistas escaladores han sido detenidos.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html