Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | September 25, 2022

Scroll to top

Top

No Comments

Finaliza la primera exhumación de fosas comunes de la Guerra Civil en la Comunidad de Madrid - ¡Zas! Madrid

Finaliza la primera exhumación de fosas comunes de la Guerra Civil en la Comunidad de Madrid
Redacción Zas Madrid

Las exhumaciones en la fosa común de Colmenar Viejo han finalizado con el hallazgo de trece cuerpos

En la fosa, en la que se ha estado excavando durante una semana, se han localizado trece cuerpos que fueron enterrados allí tras ser fusilados en 1939

El pasado miércoles finalizó la primera fase de exhumaciones en el cementerio municipal de Colmenar Viejo impulsadas por la Asociación Comisión de la Verdad de San Sebastián de los Reyes y la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Exhumaciones en la fosa común de Colmenar Viejo (Fotografía de la Sociedad de Ciencias Aranzadi).

Se trataría de un grupo de ciento ocho hombres y una mujer. Colmenar Viejo fue uno de los últimos pueblos en caer en manos del bando nacional. Era cabeza de partido y hasta allí llevaron a presos republicanos de la zona. Por eso, en la lista de fusilados hay vecinos de Colmenar pero también de San Sebastián de los Reyes, Soto del Real, Moralzarzal, Manzanares El Real y Hortaleza.
Esta excavación ha supuesto la primera exhumación de fosas comunes de la Guerra Civil en la Comunidad de Madrid, de las ciento cincuenta fosas comunes registradas.

Un equipo de arqueólogos ha trabajado a contrarreloj para la identificación de cadáveres en el cementerio de la localidad madrileña, con una ayuda pública que solo cubre una intervención parcial.
Los presos republicanos fueron fusilados en 1939 ante el muro del cementerio parroquial de Colmenar Viejo, en Madrid. Tras el fusilamiento los cadáveres se enterraban en dos fosas comunes distintas. Si los condenados aceptaban a dios la víspera de la ejecución, se iban a la fosa del paseo, junto al muro del recinto, hoy plenamente integrado en el cementerio. El resto, salvo aquellos a quienes sus familias tuvieron oportunidad de recoger tras el tiro de gracia, acabaron en la llamada fosa de los desesperados, que con los años fue osario y escombrera, en una esquina oculta.

Para esta labor, ha sido utilizada una partida de 20.000 euros concedida por la Secretaría de Estado de Memoria Democrática. El dinero solo ha alcanzado para levantar la tercera parte y, durante diez días, el equipo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, con la asistencia de los voluntarios de la asociación Equipo A de Arqueología, ha trabajado a destajo, en jornadas de once horas, para avanzar todo lo posible.
«Nos emocionamos trabajando», ha declarado Almudena García-Rubio, antropóloga forense y directora de la excavación, que explica que no tienen información suficiente para determinar si hubo un método en los enterramientos. Algunos restos aparecieron en cajas. Otros, yacían sueltos. «Pero, como tenemos solo la mitad, no sabemos si hay un patrón», explica.

El Gobierno ha anunciado que destinará más fondos para que los trabajos puedan proseguir, con la confianza puesta en que en octubre se apruebe de manera definitiva la ley de Memoria Democrática, que permite que la administración asuma los costes y financiación de estos planes.

Esta exhumación ha sido posible en parte gracias a los datos recabados por el antropólogo Roberto Fernández Suárez, que en su libro La sierra convulsa. Segunda república, guerra civil y primer franquismo al norte de Madrid recoge cómo fue la contienda civil en Madrid. El 70% de los fusilados no tenía ni 40 años. Eran campesinos, obreros, dirigentes sindicales, maestros y alcaldes.


Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies