Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | August 11, 2020

Scroll to top

Top

No Comments

Exposición en la Fundación Canal: La espiritualidad onírica en la obra de Marc Chagall - ¡Zas! Madrid

Exposición en la Fundación Canal: La espiritualidad onírica en la obra de Marc Chagall
Emilia Lanzas

«La pintura es un estado del alma»

Hasta el 10 de abril estará abierta la exposición CHAGALL: DIVINO Y HUMANO, en la Fundación Canal

Los tres acróbatas, de Marc Chagall.

Pablo Picasso decía de Marc Chagall que “después de la muerte de Matisse, sería el único de los pintores sobrevivientes que entendería lo que es realmente el color”

Marc Chagall fue uno de los pintores y artistas gráficos más relevantes del siglo XX, y esta exposición recorre casi cuatro décadas de su actividad artística, incluyendo un total de 100 obras sobre papel, procedentes de los fondos (que salen por primera vez) del museo Picasso Münster (Alemania).

La exposición está dividida en tres secciones: Divino y humano, que da título a la muestra, y que incluye litografías y xilografías que reflejan la convivencia entre temas cotidianos y espirituales; La Biblia hebrea, que consta de veinte aguafuertes con los que Chagall interpreta desde una perspectiva personal las sagradas escrituras; y, por último, los quince aguafuertes que Chagall realizó para ilustrar el libro Las almas muertas, novela de su compatriota Nikolái Gogol.

Muelle de la Tournelle (1960), Marc Chagall.

De lo divino y de lo humano

Chagall era judío, y aunque se declaró no creyente, toda su obra refleja una intensa conexión entre lo sagrado y lo profano. Ambos conceptos se funden en una única entidad en el universo artístico de Chagall, cuya iconografía está repleta de símbolos religiosos, como la Virgen y el niño o el Cristo crucificado; representaciones religiosas que se unen a las profanas: los amantes brotando de una rama o conformando una luna en cuarto creciente, peces, unicornios, juglares, violinistas, caballos voladores, trapecistas, payasos.

Esta dualidad terrenal y ensoñadora se refleja también en las atmósferas oníricas de sus cuadros, en donde los personajes y los objetos flotan como si estuviesen impregnados de la voluptuosidad mágica de los sueños.

Paisaje azul (1958), Marc Chagall.

La Biblia según Chagall

Chagall recibió un encargo del editor francés Ambroise Vollard para ilustrar la Biblia. Fue una etapa que dedicó a viajar por el mundo con el objetivo de nutrir su mundo imaginario con los lugares de la historia bíblica. Este trabajo, en el que se esforzó por introducirse en la psicología de los personajes del texto, le llevó más de 25 años. “La Biblia es para mí pura poesía, una tragedia humana”, declaró.

amantes-Torre-Eiffel-VEGAP-Madrid_EDIIMA20160205_0539_5

Las almas muertas

Las ilustraciones que Chagall realizó para ilustrar la novela de Nikólai Gógol Las almas muertas, una de las grandes obras de la literatura rusa del XIX, está formada por quince aguafuertes que representan acciones del libro. Dibujos satíricos, cómicos, irónicos que se contraponen al resto de la obra del pintor, y que sirvió a Chagall para lanzar una mirada crítica a la sociedad rural y burguesa rusa de mediados del siglo XIX . Igual que los terratenientes se consideraban dueños del cuerpo y del alma de los campesinos, Chagall los caricaturizó como espíritus muertos.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html