Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | October 17, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

En el centenario de su asesinato: 'Rosa Luxemburg. Cartas de amor y revolución' - ¡Zas! Madrid

En el centenario de su asesinato: ‘Rosa Luxemburg. Cartas de amor y revolución’
Emilia Lanzas

Rosa Luxemburg fue la pensadora marxista más relevante desde Marx; poseía esa triple capacidad para la acción, la oratoria y el pensamiento

Cartas de amor y revolución es una selección de las cartas que Rosa Luxemburg escribió a su pareja Leo Jogiches y a Karl y Luise Kautsky, amigos y compañeros de partido

Rosa Luxemburg. Cartas de amor y revolución es un libro publicado en la editorial El viejo topo con edición y prólogo de Pepe Gutiérrez, en el que se intercalan temas de amor y amistad, junto con las tesis desarrolladas por Rosa Luxemburg, como la gran teórica del socialismo científico que fue: la revolución, la táctica y el progreso del marxismo, la huelga de masas, el proletariado…

En las cartas dirigidas a Leo Jogiches (siempre en diferentes países, siempre con nombres falsos, siempre desde la clandestinidad), se muestra la Rosa Luxemburg más vulnerable, con sus expresiones repletas de deseo: «No, no puedo trabajar más. El pensamiento vuelve constantemente a ti. Es preciso que te escriba. Mi querido, mi amado, no estás en este momento a mi lado pero toda mi alma está plena de ti, te abraza… ». En la última carta, fechada el 12 de mayo de 1900, Rosa Luxemburg se despide con un entusiasta anhelo: «¡Estoy tan cansada, tan cansada! ¡Por eso, empecemos por fin a vivir, querido, empecemos a vivir!».
En las cartas enviadas a Karl y Luise Kautsky, además de las cuestiones políticas, son frecuentes los textos reflexivos: «La vida juega conmigo al escondite perpetuo. Siempre tengo la sensación de que no está en mí, ni allí donde estoy, sino en un lugar lejano».

Extracto de su lucha
Rosa Luxemburg fue portavoz del ala izquierda del SPD (Partido Socialdemócrata de Alemania). Dentro del partido se confronta con el revisionismo de Bernstein, denuncia el peligro de abandonar los objetivos revolucionarios y defiende la huelga de masas como instrumento para la revolución y aborda el análisis del imperialismo y la destrucción del capitalismo. Al estallar la Primera Guerra Mundial rompe con la socialdemocracia y participa en la fundación de la Liga Spartakus, que se transformará en el Partido Comunista Alemán (PCA). Luxemburg insistió en aferrarse a un pensamiento marxista vivo para ofrecer respuestas y explicaciones más exactas a la situación de los trabajadores.
Clara Zetkin, con la que trabajó para crear un movimiento internacional de mujeres trabajadoras, escribió de ella:

«Rosa Luxemburg era el más genial discípulo de Marx. Tan claro como profundo, su pensamiento brillaba siempre por su independencia; ella no necesitaba someterse a las fórmulas rutinarias, pues sabía juzgar por sí misma el verdadero valor de las cosas y de los fenómenos. Su espíritu lógico y penetrante se enriquecía con la intuición de las contradicciones que ofrece la vida. Sus ambiciones personales no se colmaban con conocer a Marx, con dominar e interpretar su doctrina; necesitaba seguir investigando por cuenta propia y crear sobre el espíritu del maestro. Su estilo brillante permitíale dar realce a sus ideas. Sus tesis no eran jamás demostraciones secas y áridas, circunscritas en los cuadros de la teoría y de la erudición. Chispeantes de ingenio y de ironía, en todas ellas vibraba una contenida emoción y todas revelaban una inmensa cultura y una fecunda vida interior…».

Cartas desde la cárcel
La clandestinidad y la cárcel marcaron la vida de Rosa Luxemburg desde los quince años. Pero siempre se tomó los problemas con una actitud tranquila, incluso con bastante sentido del humor. Así lo demuestran sus cartas.
En 1904, sufre su primer encarcelamiento, en la prisión de Zwickau, durante mes y medio, por ofensas a Guillermo II. El 13 de marzo de 1906, desde la prisión de Pawiak, en Varsovia, escribe: «El domingo día 4 por la noche, el destino me ganó por la mano: fui detenida. Había hecho visar mi pasaporte para regresar y estaba a punto de partir. ¡Pues bien, hay que hacerse a la idea! Espero que no tomaréis la cosa muy a pecho. ¡Viva la Revolución!… con lo que lleva consigo».
Luxemburg es detenida en febrero de 1914. Pasa la mayor parte de la guerra en prisión: primero, en la cárcel de mujeres de la Barnimstrasse; después, en Wronke y en Breslau.
El 18 de febrero de 1915, Luxemburg es detenida y encarcelada durante un año: escribe en la cárcel el programa espartaquista.
Luxemburg es encarcelada de nuevo en julio de 1916, primero en Wronke, cerca de Poznań, donde puede moverse por la fortaleza, y después en Breslau, donde está recluida en la celda.

El asesinato, en 1919
Ya no saldrá de la cárcel, hasta que los obreros revolucionarios la liberen durante la revolución alemana de noviembre de 1918. Rosa Luxemburg sigue también los pasos de la revolución en Rusia, aunque confiesa a veces su desazón: en julio de 1918 escribe a Luise Kautsky y le confiesa su preocupación por las ejecuciones en Moscú: sabe que la revolución está asediada y en peligro, pero no puede evitar la inquietud. Está convencida de que Lenin ha sabido interpretar el momento histórico y la oportunidad de la revolución socialista en Rusia, aunque no por ello oculta sus diferencias, que se centran en el análisis del derecho de autodeterminación, en la concepción teórica del partido revolucionario y en algunas decisiones del gobierno bolchevique. Durante esas últimas semanas que vive en la cárcel de Breslau, Rosa concluye su trabajo sobre la revolución rusa que termina en el conocido “Fragmento sobre la guerra, la cuestión nacional y la revolución”.
La prensa burguesa y la socialdemócrata incitan abiertamente al asesinato de los dirigentes espartaquistas. Rosa Luxemburg fue asesinada junto a Liebknecht, en Berlín, la noche del 15 al 16 de enero de 1919, abatida a tiros y arrojada al canal Landwehr de Berlín por los freikorps alemanes.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html