Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | June 27, 2022

Scroll to top

Top

No Comments

'El libro de las ciudades', cuentos de Ana Rossetti - ¡Zas! Madrid

‘El libro de las ciudades’, cuentos de Ana Rossetti
Pedro M. Domene
  • On 7 junio, 2022
  • http://acabodeleerymegusta.blogspot.com/

El libro de las ciudades o la alegoría de la mitología

En El libro de las ciudades, Ana Rossetti recrea la fundación de míticas civilizaciones


Sabemos que ocurren cosas extraordinarias, aquellas que suponemos rompen las leyes naturales y, en el mejor de los casos, encontramos hechos difíciles de explicar, quizá por eso Ana Rosetti se ha servido para justificar su realidad de imágenes alegóricas y de universos paralelos que recrean un mundo de fantasía que nos obliga a elaborar hipótesis posibles sobre lo leído, conjeturas acerca de una realidad que pese a nuestros esfuerzos no es tan estable y sólida como, en apariencia, parece, sino que forma parte, al menos, de dos planos diferentes: lo evidente y lo dudoso.

La literatura nos permite que, desde una primera mirada, intuyamos la madurez de una historia, ocurre en los cuentos y las verosimilitudes de El libro de las ciudades que expone una minuciosa recreación y reinventa algunos reconocidos cuentos con una mirada y una visión personal que no desdice a ninguno de los ejemplos de la tradición literaria, y así la narradora gaditana, conforma un hermoso y estremecedor catálogo humano de gestos y de personajes marcados por una serie de constantes para que nunca olvidemos que, en realidad, somos los libros que hemos leído y los cuentos que hemos oído en nuestra más tierna infancia.

Las ciudades
Sobresale en El libro de las ciudades la imaginación de la narradora para concebir relatos, cuyas características no surgen de una equívoca y proyectada evasión de la realidad, sino que, con una socarrona e irónica visión, donde el humor juega un papel esencial, profundiza en una realidad atemporal que se nos antoja permanente; no menos importante, cada palabra, cada oración, párrafo a párrafo, una profusión lírica con que trata y ensambla sus historias, el amor con que dispone su texto y lo convierte en esa especie de lenguaje secreto: cinco historias que nos introducen en mundos sugerentes, que trascienden de lo mítico y de lo épico de las ficciones eternas. Cada una de estas narraciones es una lección de vida y un soplo de aire.

El libro de las ciudades convierte al mundo mitológico en una alegoría para actualizar algunos de los temas humanos que han venido desarrollándose a lo largo de los siglos, y así Ana Rosetti consigue otorgarle vida a una galería de personajes clásicos que intervienen en la fundación de unas significativas civilizaciones y, sobre todo, de unas ciudades, aunque para no repetir esquemas lo hace con una curiosa destreza en el empleo ambivalente de un lenguaje capaz de alternar fórmulas de lirismo contenido con expresiones de una actualidad aplastante y convierte el proceso de su escritura en una apasionada mezcla que incluye la ironía, ciertas sentencias y un auténtico juego de palabras; en suma un contenido que otorga a sus historias y al valor de sus textos un sentido reivindicativo que, al margen de las fantasías extraordinarias, nos lleva a reflexionar sobre algunos de los grandes temas: el papel de las mujeres a lo largo de la Historia, las distintas formas de amor y sus consecuencias, el valor de la poesía, las migraciones o el tráfico de personas y animales.

En estas páginas asistimos la fundación de Cartago por la reina Dido o Elisa de Tiro en el primero de los cuentos, la leyenda que titula, “La ciudad en la piel” que nos recuerda al episodio incluido en la Eneida de Virgilio donde se cuenta la ingeniosa argucia de delimitar una superficie de terreno mediante una cuerda formada por las tiras cortadas de una piel de toro.

Con el siguiente cuento, “La ciudad sin ciudadanas” descubriremos cómo se lleva a cabo la elección de un dios protector en la ciudad de Atenas, con dos posibles candidatos, Poseidón y Atenea, enemistados, discutían y pugnaban por el favor del pueblo porque ambos querían convertirse en el patrón de la ciudad y estaban dispuestos a luchar por conseguirlo hasta que Zeus intervino y dejó que votara el pueblo, mueca inequívoca de la primera intención democrática. A cambio ambos dioses ofrecían algo a la ciudad: Poseidón golpeó el suelo con su tridente y brotó una fuente, pero de agua salada y no muy útil; Atenea les llevó el primer olivo, que los atenienses escogieron y a Atenea como patrona, pues el árbol daba madera, aceite y alimento.

El tercer relato cuenta la fundación de la magnífica urbe la ciudad de los sin ciudad. Comienza con la abdicación de la reina Mantua I en favor de su hijo Bianor, que sueña con una suerte de fortuna si abandonaba el reino y parte a la tierra donde muere el sol. Tras oír al hijo, la reina obligada le cambia el nombre por Ocno, que significa “que a través de los sueños conocerá el pasado y lo que está por venir”. Durante años el joven vivirá mil y una aventuras, y una noche vuelven los sueños para indicarle que el lugar donde se encuentra es el elegido para que funde una nueva ciudad a la que dedicaría el resto de su vida; un lugar para aquellos que no tuvieran una ciudad; se trata de Metragirta, que después se convertiría en Magerit, y en la actualidad Madrid, un lugar que sigue siendo la ciudad de todos.

“La promesa de la hija del mar”, nos conduce a la leyenda de Wars y Sawa, a la historia de la ciudad de Varsovia. Wars, es un humilde pescador sin recursos y Sawa una sirena a la que un hombre sin escrúpulos escondía en un tonel y pretendía mostrarla de feria en feria para hacerse rico. Wars la libera y devuelve al mar. Sawa en agradecimiento le promete que siempre que la necesite acudirá en su ayuda, así ocurrió y fue fiel a su promesa. El recuerdo de la promesa de la hija del mar permanece en Varsovia donde se puede ver una escultura de una valerosa sirena provista de espada y escudo.

El último cuento está dedicado a la ciudad de Medina Azahara, que en otro tiempo llamaron La Resplandeciente, que fue arrasada, expoliada y olvidada, aunque nunca perdió su belleza y para justificar su historia la narradora nos traslada muchos siglos atrás, a un reino gobernado por un emir cuya infancia había trascurrido entre el estudio, la poesía y la música, y que cuando creció llenó su corte de sabios, de poetas y cantores y en su grandiosa biblioteca se guardaban numerosos volúmenes traídos de todos los rincones del mundo: la Biblioteca Áulica, y el taller del Arte de la Bella Escritura, y a una bella escriba que pueda identificarse con la famosa Lubna de Córdoba; y al hilo se menciona a Rumaykiyya, una notable poeta de entre todas aquellas que en el al-Ándalus alcanzaron la gloria; y que tanto a Al Mutabit como a Adberramán se les concedió el honor de ser poetas y de estar enamorados.

La escritora Ana Rosseti autora de El libro de las ciudades.

Una biografía
Ana Rosetti, gaditana de San Fernando (1950) forma parte de la historia de la literatura española contemporánea desde hace más de cuarenta años, e irrumpió en el panorama poético del último tercio del siglo XX, con una primera obra, Los devaneos de Erato, 1980, Premio Gules, que la crítica calificada de apasionada, audaz, sensual y brillante, cuando en la década de los ochenta predominaba en España una corriente poética cultista que practicaban epígonos del grupo de poetas conocido como Los novísimos. Después han seguido, Devocionario, 1985, Indicios vehementes, 1985, las antologías de sus libros anteriores, Yesterday (1988), Ciudad irrenunciable (1998), La ordenación: retrospectiva (1980-2004). Poesía completa, (2004) o Deudas contraídas (2016).
En 1988 entregaba su primera novela, Plumas de España, y siguieron, Hasta mañana, Elena (1990), Mentiras de papel (1994), y El antagonista (1999), y las colecciones de relatos, Prendas íntimas (1989), Alevosías, Premio Sonrisa Vertical, de 1991, Una mano de santos (1997) y Recuento. Cuentos completos (2001), además de la novela policíaca, El botón de oro (2003).
Para un público juvenil ha rellenado varios baúles, Un baúl lleno de momias, Un baúl lleno de dinosaurios, Un baúl lleno de lluvia y Un baúl lleno de piratas, todos en 1997, a los que han seguido, El club de las chicas Robinson (1999) o Cuentos apropiados (2014) entre otros.
Autora del libreto para ópera, El secreto enamorado (1993) o el ensayo, Pruebas de escritura (1998).

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies