Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | June 12, 2021

Scroll to top

Top

No Comments

El engaño: deporte nacional - ¡Zas! Madrid

El engaño: deporte nacional
Pedro Pozas Terrados

¿Quién fue Rene Quinton?, ¿Monturiol?, ¿Nikola Tesla?, ¿Arturo Estévez?

La relación de nombres podría continuar y aseguro que es muy larga y sorprendente. Pero vamos a quedarnos solamente con estos cuatro para mostrar que vivimos en un mundo de engaños, donde los gobiernos y multinacionales (que al final trabajan para sí mismos), ocultan verdaderos avances que podrían haber cambiado la historia de la humanidad. Hay muchos sombreros de copa que detrás del telón viven a costa de la ignorancia que han sabido tejer en la complicada sociedad en la que vive actualmente el hombre.

Rene Quintón fue un sabio francés que descubrió que con agua de mar se podían curar numerosas enfermedades, y así lo hizo en París y en toda Francia, abriendo decenas de dispensarios marinos donde se curaron de desnutrición a miles de personas. En el Hospital Hotel Dieu, Rene salvó la vida de numerosos niños. Hoy existen muchas estatuas en sus largos pasillos de ilustres médicos franceses, pero ninguna de Quinton. Su labor en ese hospital ha sido intencionadamente ignorada. Paró el cólera en Egipto en 1912, donde fue llamado por su gran renombre en Francia.

René Quinton (1867-1925), fisiólogo y naturalista francés.

Su muerte fue un entierro de Estado y, sin embargo, a los pocos años y de forma continuada, intentaron borrar todo su saber, sus libros, sus investigaciones. No interesa a las farmacéuticas que la gente sepa que tomando agua de mar puede curarse de muchas enfermedades. Rene Quintón desapareció de la historia de la humanidad, con el objeto de que nadie conociera estos hechos. Estuve en París siguiendo sus pasos, yendo a los lugares donde él curaba con el agua de mar. Nada. Su nombre desapareció de la historia, sus libros fueron destruidos. Pero gracias al esfuerzo constante de muchas personas altruistas, hemos conseguido que su historia se conozca en todo el mundo y miles de personas tomen agua de mar como complemento alimenticio y como prevención de enfermedades.

En la historia, en los libros de texto, nos dicen que el submarino fue inventado por Isaac Peral, pero él nació en 1851. Cuando aún tenía 9 años, en 1860, Narciso Monturiol ya había inventado el primer submarino al que le llamó Ictíneo o Barco-pez, con cabida para cinco personas. Narciso Monturiol se sumergió bajo el agua durante horas en el puerto de Barcelona bajo las atónitas miradas de cientos de personas entre las que se encontraban varios ministros del gobierno. En 1869, nueve años después, cuando Isaac aún tenía 18 años, Monturiol escribió el libro Ensayo sobre el arte de navegar debajo del agua. Narciso lo había inventado para conquistar el mundo submarino e Isaac como beneficio en la guerra. De Monturiol todo el mundo se olvidó. Murió en la miseria.

Narciso Monturiol (1819-1885), ingeniero, intelectual, político e inventor catalán.

También Isaac fue abandonado por las envidias existentes. ¿Por qué la historia niega hechos a unos, enaltece a otros y olvida a los verdaderos sabios de la humanidad? ¿Con qué derecho nos quieren quitar la verdad e introducir en nuestra memoria histórica datos y hechos que no son reales? ¿Con que intención? ¿Con que beneficio? Sin embargo a Issac Peral, a pesar de construir un submarino que podría haber cambiado la historia de España en muchos aspectos, recibió numerosos sabotajes por parte de sus propios mandos y el propio gobierno. El libro escrito por Javier Sanmateo Isaac-Peral titulado El submarino Peral. De la gloria a la traición, detalla apoyado con documentos históricos lo que pasó entre 1885 y 1890 con el Proyecto del submarino español “Peral”, adelantándose a quince años a de las demás potencias. Un submarino saboteado. Isaac Peral, un hombre patriótico, marino, inventor y militar que entregó su inteligencia y el bienestar de su familia al servicio de España, como premio recibió el oprobio, la infamia, la traición y finalmente el olvido. Así nos ha ido en la historia de España. Sí, es cierto que al menos su nombre ha quedado reflejado como inventor del submarino, pero solo eso. El submarino Peral hubiera cambiado la historia de España, si no hubiera sido por la ineptitud de sus mandos y de los ministros del gobierno.

Nikola Tesla, otro sabio olvidado. Sus inventos fueron plagiados por otros supuestos científicos. Inventó el control remoto, realizó estudios de rayos X y sus aplicaciones en medicina, creó las primeras lámparas de bajo consumo, sentó los principios teóricos del radar, fue pionero en robótica, en el desarrollo de aviones de despegue vertical y en transmisión inalámbrica de electricidad, inventó la corriente alterna, y trabajó para Thomas Edison que le robó muchas de sus patentes. Tesla inventó la electricidad y otros muchos inventos que desaparecieron tras su muerte, entre ellos captar energía del ambiente con la intención de que fuera un legado para la humanidad: energía gratuita para todo el mundo. También asentó las bases para la creación de la radio, un invento que habitualmente se le atribuye al italiano Marconi.

Nikola Tesla (1856-1943), físico serbio.

Por todo ello, Tesla se creó muchos enemigos sobre todo empresarios que veían que sus negocios podrían no tener beneficios si Tesla donaba sus patentes a la humanidad. Tesla murió en la soledad, arruinado, pobre, como tantos sabios y científicos verdaderos. Le odiaron, le quitaron de los libros, de las enciclopedias y gracias a investigadores independientes una vez más, se ha logrado que su nombre salga a la luz y se repare todo el daño que se ha hecho a su trabajo después de muerto, quedando muchos de sus inventos a buen recaudo para que jamás se sepan. Muchos exigimos, además, que los inventos que han sido censurados se conozcan y que se apliquen en beneficio de la sociedad como la obtención de energía libre y gratuita.

¿Por qué se han apropiado de inventos de Tesla que han desaparecido para siempre? ¿Por qué nada más morir el gobierno de Estados Unidos requisó baúles enteros de notas y cuadernos con sus inventos y todavía no se sabe nada ellos? ¿Qué nos quieren ocultar?

Arturo Estévez fue un ciudadano español que inventó el motor de agua en 1871 y cedió la patente al gobierno con la condición de que todos pudiéramos beneficiarnos de su invento: conducir vehículos sin ningún gasto de combustible, sin petróleo. ¿A quién no le gustó? La patente ha desaparecido del registro de patentes en España. El gobierno de entonces hizo desaparecer este gran invento que hubiera marcado la historia de todas las naciones del mundo, pero también es verdad que se les hubiera acabado el negocio a las grandes compañías petrolíferas y a los propios gobiernos que se quedan con un alto porcentaje de impuestos por cada litro de gasolina que el usuario consume. Arturo desapareció. Nada más se ha sabido de él.

El ingeniero extremeño Arturo Estévez junto al motor de agua inventado por él, en los años 70.

Pero también existe la obsolescencia programada, un gran robo de todas las multinacionales de electrodomésticos, bombillas, cámaras de todo tipo, ordenadores, impresoras, televisiones, donde ya sale de fábrica el producto con el tiempo que va a durar, para que al cabo de ese tiempo que ahora suele ser dos o cuatro años, se tenga que comprar otro y sea más caro el arreglo que la compra. Una práctica que sigue siendo permitida por los gobiernos y que va contra la economía de los ciudadanos, contra el medioambiente, contra el sentido común y que además es un delito. Un robo por el cual los ciudadanos tenemos que resignarnos porque ni la justicia nos protege. Una estafa permitida y no perseguida judicialmente, cuando deberían ir a prisión todos los directivos de las empresas que permiten esta práctica.

La sociedad debe despertar ante tales brutales acciones a nuestra libertad. Dicen que somos un país libre y estamos atados a los designios de las Agencias de Calificación o del Fondo Monetario Internacional. Dicen que tenemos democracia, cuando las instituciones del Estado no hacen más que quitar derechos fundamentales a los ciudadanos, recortando la sanidad y la educación, cargándose la cultura y expulsando a familias enteras de sus hogares, mientras las gestiones realizadas por banqueros y Cajas de Ahorros se han llevado todo el dinero, se han gastado millones de euros en tarjetas opacas, en sueldos millonarios. Celebran el Día de la Constitución, cuando el propio gobierno está violando numerosos artículos de la misma en contra de un pueblo que calla sumiso ante una pandilla de corruptos e imputados que han llevado al país a la ruina.

También nos engañaron con las lámparas de bajo consumo. Fueron rápidos. Una Proposición no de Ley en 2008, fue suficiente para que toda la industria de las lámparas de bajo consumo se pusiera en marcha sin dar explicaciones de su peligrosidad. Todos lo creímos. Pensamos que era mejor para ahorrar energía que las bombillas convencionales. Que duraban más. Que eran más caras pero que merecía la pena ese esfuerzo en beneficio de todos. Sin embargo, hoy se ha demostrado que las lámparas de bajo consumo si se rompen en un domicilio, son peligrosas al contener mercurio, una sustancia altamente venenosa y cancerígena y se debe de evacuar a la gente que esté dentro inmediatamente, abrir las ventanas durante quince minutos, apagar el aire acondicionado para que el mercurio que haya en el ambiente no se distribuya por otras habitaciones, recoger los restos con una toalla mojada o cartón, nunca con escoba y llevar los restos a algún lugar adecuado de recogida de este tipo de lámparas. Que contenían mercurio no nos lo había dicho nadie y que se tomen estas precauciones tampoco nos lo dicen.

Nos engañan continuamente como si fuera un deporte nacional. Borran de la historia lo que les apetece, siembran dudas a través de los medios de prensa mediática y al final acaban manipulando nuestras mentes y nuestra forma de vivir hasta el punto de ser prácticamente esclavos económicos del poder y de la información interesada.

Por todo lo expuesto, el lector debe de formarse así mismo con informaciones alternativas y no sólo quedarse con las que el sistema nos quiere inculcar y taladrar nuestro cerebro.

¿Por qué existen millones de personas que pasan hambre? Sin duda porque a alguien le interesa que esto ocurra. Soluciones al hambre hay. Soluciones a que la sociedad mundial pudiera vivir con dignidad, las hay. Pero no se quieren aplicar. Es importante que sintamos en nuestros corazones el ansia de comprender el porqué de las cosas. Nada se produce porque sí. Los millares de personas que huyen de sus países y se juegan la vida por llegar a otros que los rechaza, es ocasionado por una ruleta que gira en torno a un mismo fenómeno: el poder económico. ¿Y quiénes son ese poder? Esta pregunta la puedes contestar sin necesidad de que nadie te guíe para saber dónde está la verdad.



Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies