Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | November 30, 2021

Scroll to top

Top

No Comments

Diego Fusaro: "Vendrán tiempos mejores si nos dedicamos activamente a producirlos" - ¡Zas! Madrid

Diego Fusaro: “Vendrán tiempos mejores si nos dedicamos activamente a producirlos”
Emilia Lanzas

Europa y capitalismo. Para reabrir el futuro, del filósofo e historiador italiano Diego Fusaro, afronta y desarrolla los principales resortes del actual sistema neoliberal con la explícita intención de crear conciencia política en el lector y proporcionarle, a su vez, los principios ideológicos que le alienten a imaginar e intentar otra realidad posible.

 

 

El filósofo e historiados italiano, Diego Fusaro.

El filósofo e historiados italiano, Diego Fusaro.

 

 

 

Unos de los determinantes básicos que Diego Fusaro cuestiona es el hecho, que nos venden continuamente y desde todos los ámbitos, de la condición natural y eterna (sin determinación histórica) y, por tanto inevitable, del capitalismo. Esta afirmación conlleva la imposibilidad de un futuro transformador: “Hoy predomina por completo el agobiante fatalismo –la «pereza fatalista», diría Gramsci– de quien acepta pasivamente el presente porque no es capaz de imaginar una alternativa”.  El fin de la historia y el eterno hoy del capital van unidos “a la supresión convergente de la categoría ontológica de posibilidad”. Otro de los elementos que dificultan la probabilidad de cambio es la despolitización existente, en aras de la razón económica: “La sumisión del viejo continente al mundo de las finanzas, la imposición de la cultura única del mercado y la dominación de los pueblos soberanos por una junta militar de tipo económica, propia de la dictadura financiera, imposibilita el ideal de una Europa de estados nacionales democratizados, libres e iguales…”. Y dentro de esta omnipresente autoridad financiera en donde no cabe ninguna otra cordura, el euro se erige como el fundamento del capitalismo absoluto. “La Europa de hoy está unida exclusivamente por el Banco Central Europeo y su eurocracia, y en ella se ejerce, mediante la violencia silenciosa de la economía, la opresión de los pueblos que en el siglo XX se conseguía con tanques y pelotones militares”. Este poder omnímodo que ejercen los altos funcionarios y dirigentes de la Unión Europea lleva aparejado la desestructuración de los estados nacionales como centros políticos autónomos, así como la despolitización integral. A esta idea de la economía como configuradora categórica de realidades, se une el individualismo imperante: “Todos los grandes mitos de la era moderna exaltan el individualismo programático, revelando con ello esa absolutización del yo individual que es el rasgo fundamental del espíritu moderno del capitalismo”, en una convivencia que se despreocupa de lo social para sumar individuos aislados y competidores. Toda esta puesta en reflexión de Europa y del capitalismo está dirigida a la búsqueda de una salida. Diego Fusaro especifica los clichés que el capitalismo difunde para desmontarlos y animar a “reabrir el futuro” y  así “abandonar la mística de la necesidad y el fatalismo…”. El autor defiende volver al idealismo en el sentido de que los hechos de la vida sean contemplados como el resultado de un hacer y que, por tanto, se les puede “someter una y otra vez  a la praxis transformadora”. Y con esta sentencia que incita a una puesta en acción, acaba el libro: “Vendrán tiempos mejores si nos dedicamos activamente a producirlos. El futuro es nuestro”.

Portada de "Europa y capitalismo. Para reabrir el futuro", de Diego Fusaro. Editorial El viejo topo.

Portada de “Europa y capitalismo. Para reabrir el futuro”, de Diego Fusaro. Editorial El viejo topo.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies