Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | February 24, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

De cómo sobrevivir hoy: 'El ganador se lo lleva todo', de Estíbaliz Burgaleta - ¡Zas! Madrid

De cómo sobrevivir hoy: ‘El ganador se lo lleva todo’, de  Estíbaliz Burgaleta
Emilia Lanzas

«Mi meta principal es entretener e interesar al lector»


Estíbaliz Burgaleta, autora de la novela
El ganador se lo lleva todo.

El ganador se lo lleva todo es la segunda novela de Estíbaliz Burgaleta, publicada en la editorial Adeshoras

Estíbaliz Burgaleta es guionista, cortometrajista y bloguera en Bichos Raros. Su primera novela Loser ganó el Premio Cepa de Novela Juvenil 2018.

El ganador se lo lleva todo trata de gente común, de vidas cotidianas, en el Madrid actual. Por su contemporaneidad y por su realismo, ¿consideras que esta novela es un documento social del presente?
Creo que toda novela es un documento social de su época, lo pretenda o no. A fin de cuentas, nadie se libra de vivir en el mundo en el que vive. Desde luego, yo no he tenido como objetivo primordial que la novela fuera un documento social, mi meta principal era entretener e interesar al lector. Todo lo demás, para mí, va después. Busco tener la atención del lector, que quiera leer una página más y otra y otra hasta acabarse el libro.


Portada de ‘El ganador se lo lleva todo’, ilustrada por Lola Castillo.

La superficialidad, la supervivencia y las contradicciones caracterizan a los personajes de El ganador se lo lleva todo: ¿acaban derrotados por el mundo que les rodea?
Los personajes de El ganador se lo lleva todo no acaban derrotados por el mundo que les rodea, al contrario, aprenden a sobrevivir. De hecho, uno de los temas que sobrevuela la novela es qué es eso de triunfar en la vida. Cuando somos adolescentes creemos que nos vamos a comer el mundo, y eso está muy bien pero, ¿todos tenemos el talento o el empuje que hace falta para “comerse” el mundo?, ¿de verdad triunfa quien se lo merece o es más una cuestión de suerte? Y, sobre todo, ¿madurar no consiste en asumir los propios errores y que las cosas no suelen salir como uno quiere?

Las redes sociales, en particular, y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en general, funcionan como subtramas en tu novela. ¿Qué peso y qué significados aportan?
Como te decía antes, el mundo que nos rodea influye una novela ambientada en el presente, es inevitable, y las redes sociales son parte fundamental de nuestro día a día. Basta coger el metro y mirar alrededor para ver que casi nadie despega la vista de su móvil en todo el viaje. Nos pasamos el día pendientes de las pantallas y buscaba que los lectores reconocieran a los personajes de El ganador se lo lleva todo, hubiera parecido irreal presentar a unos personajes que viven en un mundo sin tecnología ni móviles o Internet. Por eso ellos también dependen de las redes sociales. Las usamos para todo: para ligar, para dar cierta imagen de nosotros mismos, para comunicarnos con los demás… En el caso concreto de la novela, las redes no hacen si no mostrar más aún nuestras debilidades. Por ejemplo, parece que es más fácil encontrar pareja porque hay aplicaciones que te permiten entrar en contacto con gente de todo el mundo y, sin embargo, pese a todas las teóricas facilidades, seguimos sintiéndonos solos.

Has sido guionista en series de televisión como Velvet, Las chicas del cable, Tiempos de guerra, Seis hermanas, Skam. ¿Qué afinidades encuentras entre la escritura de un guión y la elaboración de una novela?
Venir del mundo del guión es un arma de doble filo. Por un lado puede resultar más fácil escribir diálogos, porque ya tienes el oído habituado. Por otro, el guión y la literatura son formatos diferentes. El guión existe como una herramienta para el equipo, no es un producto final en sí mismo, así que te puedes encontrar con guiones donde se repiten frases del tipo “Fulanito mira a Menganito, sorprendido” constantemente, y no pasa nada. No existe ese cuidado por elegir cada palabra que sí tiene que darse en la literatura. Además, en un guión prima la trama y que cada escena termine en alto, enganchando al espectador. La estructura de la novela es mucho más libre. Como guionista, me atrae mucho esa libertad pero, de nuevo, es un arma de doble filo, porque acabas haciendo lo que te viene en gana y eso, a veces, no es lo mejor para la historia que quieres contar.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html