Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | June 27, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

Datos que demuestran que la cacareada recuperación española es mentira - ¡Zas! Madrid

Datos que demuestran que la cacareada recuperación española es mentira
Miguel Ángel Montes

Vamos a entrar en el noveno año de la crisis económica del capitalismo. La única “alternativa” viable a la crisis dentro del capitalismo sigue siendo el ajuste permanente y la sobreexplotación de los trabajadores, tal y como viene demostrándose desde mayo del 2011 en España con la modificación de la Constitución, y la aplicación del tratado de equilibrio presupuestario aprobado en marzo del 2012 en la Unión Europea, con las correspondientes leyes de austeridad que afectan a todos los ámbitos de la administración del Estado, anteponiendo la deuda y el déficit públicos al gasto social.

Una demostración del carácter de clase del Estado capitalista, al servicio de las clases explotadoras, es que el régimen de producción capitalista sólo puede sobrevivir con las crisis, guerras y la sobreexplotación de los obreros y obreras, y que sólo la lucha por las conquistas sociales ligadas a la lucha por el socialismo (única alternativa de progreso viable para la humanidad) enterrará definitivamente la crisis y el capitalismo.

La UE, la dictadura del capital sobre la clase obrera y los pueblos
El objeto de estas políticas actuales no es otro que pagar con dinero público la deuda que el capital ha generado, obligando por ley a las distintas administraciones locales, autonómicas y estatales a reducir el gasto público social por habitante que ya venía cayendo de forma estrepitosa desde el tratado de Maastrich (1993), y hacer cumplir el déficit público que ordena la troika (FMI, BCE y Consejo de la UE), poderes antidemocráticos que derogan las conquistas sociales y derechos de los trabajadores contemplados en las constituciones nacionales, e impulsan el desarrollo desigual obedeciendo la lógica del capitalismo que arrastra a países y regiones enteras de la UE a la máxima pobreza, y permite la deslocalización de empleos condenando a los trabajadores a competir vendiendo más barata su fuerza de trabajo para sobrevivir.

España, paraíso de buitres financieros
En sintonía con ello bajo el régimen político español en los últimos cinco años se ha producido el rescate público financiero a la Banca en concepto de deuda e intereses, suprimiendo el superávit presupuestario público de antes de la crisis y triplicando la deuda pública desde el inicio de la crisis (del 36,2% del PIB al 100%), además de la contención salarial, las rebajas fiscales al capital, las dos últimas contrarreformas laborales de los gobiernos neoliberales PSOE-PP que abaratan y facilitan aún más el despido, la contrarreforma del sistema de pensiones del gobierno del PSOE elevando la edad de jubilación a los 67 años, el saqueo del fondo de pensiones del gobierno del PP, la congelación de los salarios de los pensionistas, el aumento continuo de las tarifas energéticas (luz, agua y gas), la ley mordaza para criminalizar y reprimir con dureza la movilización y las huelgas, vulnerando el derecho de protesta, con el encarcelamiento de centenares de sindicalistas y obreros, mientras los ladrones de guante blanco campean a sus anchas o por los platós de televisión.

Todo con el objeto de seguir la lógica del sistema, dar mayor margen a la tasa de ganancias y la acumulación de capital a costa del empobrecimiento relativo y absoluto de los trabajadores, es decir, a costa de más explotación y mayor pobreza social, que se expresa en los siguientes datos:

· Paro crónico que alcanza el 18,91% en noviembre (4.320.800) según el INE, el doble de la eurozona (9,8%), paro juvenil que supera el 50% del paro estadístico de la EPA (la bajada del paro estadístico de los dos últimos años se debe a la reducción de la población activa -menos de medio millón desde el inicio de la crisis-, por el aumento de la emigración de España y de la precariedad e irregularidad laboral).

· Vuelta a la década de los 60 y 70 con el impulso de la emigración de los trabajadores hacia los mercados de la Europa Central como mano de obra barata: desde la crisis los emigrantes han aumentado en 833.339, el 56% más, son ya 2,3 millones los españoles en el extranjero.

· Retorno masivo de los inmigrantes: según el INE desde el inicio de la crisis más de un millón de inmigrantes han vuelto a sus países de origen.

· Aumento de la tasa de temporalidad y la precariedad laboral: la tasa de temporalidad alcanza el 24%, sólo superada por Polonia en la UE28, y la duración media de los contratos es de 4 meses, sólo inferior dentro de la UE28 en Lituania.

· Disminución del volumen de cotizaciones a la Seguridad Social: 1.584.000 cotizantes menos desde el inicio de la crisis hace 8 años (3),

· Aumento del empleo irregular durante la crisis, según el INE con datos del tercer trimestre del 2016 (EPA) hay 18.527.500 ocupados mientras que en noviembre hay 17.780.524 cotizantes a la seguridad social (4), casi 750.000 trabajadores sin estar dados de alta en la seguridad social, aspecto que también se observa en la diferencia que hay entre la disminución de la población activa y los cotizantes a la seguridad social.

· La pérdida de poder adquisitivo de los asalariados se cifra en 30.852 millones en el periodo 2007-2013, a los que hay que sumarles otro descenso de 24.900 millones de las rentas de los trabajadores autónomos, los cuales el 89%, no emplean trabajo ajeno siendo la mayoría falsos autónomos explotados por el capital, mientras que las rentas del capital han ganado 62.934 millones más.

· Cada vez más trabajadores se quedan sin prestación por desempleo, el 45,9% de los parados no la tienen.

· Aumento de la tasa de explotación de los trabajadores, desde el inicio de la crisis los beneficios del capital se han elevado sobre la Renta Nacional y los salarios han perdido peso, aumentando la tasa de plusvalía en más de 10 puntos.

· Aumento del número de salarios y pensiones por debajo del SMI (Salario Mínimo Interprofesional) que no permiten vivir con dignidad. Son 5,9 millones los asalariados afectados, el 34,4% (9), y el 48,6% de los pensionistas (4,5 millones) los que viven con ingresos inferiores al SMI (10), por debajo del umbral de la pobreza.

· Aumento brutal de los desahucios de viviendas que pasan a los Bancos. Desde el inicio de la crisis según Amnistía Internacional 578.000 familias obreras pierden su vivienda.

· Disminución del gasto social público que nos coloca a la cola de los 28 países de la Unión Europa con recortes intolerables, mientras aumentan los gastos represivos del Estado por encima de la media de la UE28. Si en la UE se gasta el 19,9% del PIB, en España sólo el 17,7%, y menos dinero que la media de la UE28 a pensiones, sanidad y enseñanza.

· Aumento de la pobreza, en España viven 13.334.573 personas en riesgo de pobreza, un 28,6%, o sea 4,2 puntos por encima de la media de la UE28.

· Aumento de la pobreza energética que nos coloca a la cabeza de la UE28. Mientras las grandes compañías energéticas aumentan los beneficios, la electricidad acumula una subida consecutiva de 7 meses del 27,8% en nuestras facturas.

Las leyes de austeridad sirven para llenar los bolsillos del capital
En definitiva, aumento de los beneficios brutos del capital y retroceso de los salarios directos y diferidos. Así el capital nos explota dos veces, por las ganancias que sacan de nuestro trabajo, y por las deudas e intereses que pagamos de nuestros salarios bajo la forma de impuestos que dejan de destinarse al Estado de Bienestar (que incluyen prestaciones sociales, sanidad, enseñanza, pensiones…) para salvar al sistema capitalista de su derrumbe. Estamos ante el fin del mito de la “clase media” que durante las últimas décadas los mass media y parte de la izquierda han promocionado para adormecer nuestra conciencia de clase.

En consonancia, las conquistas sociales fruto de la lucha de clases, contempladas en la vigente constitución del 78 quedan en papel mojado. El derecho al trabajo, a las pensiones, a la enseñanza pública de calidad, a las prestaciones sociales (por desempleo, dependencia, etc.), a la vivienda, etc., son puestas a disposición de las tijeras de los distintos gobiernos locales, autonómicos y centrales, los cuales se pliegan a las directrices neoliberales de la UE al servicio de las oligarquías financieras.

Los PGE del 2017, nuevo tijeretazo
Para el año que viene se espera otro recorte superior a los 5.000 millones de euros del límite del gasto público, pactado por la “gran coalición” del bipartidismo PP-PSOE, para cumplir las leyes de austeridad impuestas por la UE, lo que va a suponer una reducción de la inversión pública que se trasladará a los PGE del 2017. La bajada del impuesto de sucesiones y patrimonio, y la amnistía fiscal del 2012 ha supuso que la hacienda pública dejase de recaudar más de 5.000 millones anuales, la misma cantidad que ahora quieren recortar. Ya suman 78.000 millones de euros recortados en gasto público social desde el 2010, en tiempos de crisis. España se ha colocado así a 6 puntos del PIB en gasto público por debajo de la UE y 13 menos que Francia. El bipartito también ha pactado recaudar 7.500 millones de euros más a costa de restaurar el impuesto de sociedades que bajaron antes de las elecciones y aumentar los impuestos indirectos, impuestos injustos ya que afectan fundamentalmente a las rentas salariales, en vez de gravar las rentas del capital (SICAV), las grandes fortunas y perseguir el fraude fiscal que ronda los 60.000 millones anuales.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html