Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | July 15, 2020

Scroll to top

Top

No Comments

'Conexiones perdidas. Causas reales y soluciones inesperadas para la depresión', de J. Hari - ¡Zas! Madrid

‘Conexiones perdidas. Causas reales y soluciones inesperadas para la depresión’, de J. Hari
Emilia Lanzas

«Dentro de muchos de nosotros hay una casa en llamas, pero solo nos hemos fijado en el humo»

Vincent Felitti, psicólogo

Conexiones perdidas, de Johann Hari, es un extenso reportaje periodístico sobre las causas y las soluciones de la depresión

Según la OMS, más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión

Johann Hari, escritor y periodista anglosuizo, afronta el estudio de la depresión como paciente. Escribe para The New York Times y Los Angeles Times; durante nueve años fue columnista en The Independent y nombrado en dos ocasiones Periodista del año por Amnistía Internacional del Reino Unido. Es autor de Tras el grito, un ensayo sobre la guerra contra las drogas, del que ya está en marcha una adaptación cinematográfica. Sus charla TED,Todo lo que crees saber sobre la adicción está equivocado es una de las más vistas de todos los tiempos con más de 25 millones de visualizaciones. La experiencia personal de Johann Hari le ha llevado a investigar en Conexiones perdidas sobre las causas de la depresión y sus posibles soluciones más allá del uso de antidepresivos. La propia OMS verifica que la salud mental se construye a nivel social y que necesita soluciones tanto individuales como colectivas.

A Johann Hari, como a la mayoría de los enfermos de depresión y ansiedad, le informaron de que la causa de su desaliento se debía a un mal funcionamiento del cerebro derivado de unos niveles deficientes de serotonina (Joanna Moncrieff, del University College de Londres, una de las mayores expertas mundiales en Psicología y Psiquiatría, afirma categóricamente que «no existe prueba alguna de que haya un desequilibrio químico en los cerebros de las personas deprimidas o ansiosas. El término no tiene ningún sentido porque no tenemos la menor idea del aspecto que tendría un cerebro químicamente equilibrado»), y el médico le recetó el correspondiente fármaco capaz de reparar la química de su cerebro. Pero, en su caso como en muchos otros, no funcionó, aunque sí le produjo contraproducentes efectos secundarios. Pese al enorme efecto placebo detectado, los medicamentos antidepresivos mejoraban al paciente 1’8 puntos en la Escala Hamilton, una cifra tres veces inferior a la resultante de, sencillamente, dormir mejor. Por el contrario, los efectos secundarios son muy reales: obesidad, sudoración excesiva, disfunciones sexuales… Y, sobre todo, lo que Johann Hari destaca: durante los trece años que estuvo ingiriendo antidepresivos ningún médico le preguntó sobre la causa de su aflicción.

De ahí partió una investigación de tres años. Más de doscientas entrevistas comprenden este libro: sociólogos, investigadores, profesores, psiquiatras y psicólogos, pacientes… fueron preguntados sobre la depresión y las respuestas llevaron al autor a descubrir que existen, al menos, nueve causas probadas que producen la depresión y la ansiedad y que ninguna se corresponde con lo que habitualmente dicen los médicos. Hari denuncia la desinformación sistemática acerca de lo que son la depresión y la ansiedad. También acusa a las grandes empresas farmacéuticas por realizar la mayoría de las investigaciones y estudios científicos a favor de los beneficios de los medicamentos cuando, al mismo tiempo, se obvian estudios que evidencian los bajos efectos de los antidepresivos. Y, sobre todo, relegando el hecho fundamental de que la depresión suele surgir de la adversidad y de situaciones de estrés de larga duración, entre otras causas.

Johann Hari, autor de Conexiones perdidas. Causas reales y soluciones inesperadas para la depresión.

Hari afirma que nos hace falta el sentido de pertenencia, que nuestra vida tenga un propósito, que la gente que nos rodea nos valore. También necesitamos seguridad sobre el futuro. Y la civilización actual es incapaz de cubrir estas necesidades profundas.

El silencio ante una sociedad y un sistema que enferma: esa parece ser la consigna. Los síntomas de desrealización, alienación, soledad (en el índice de Hari, la más evidente de las causas es la que nos separa de las demás personas), traumas infantiles, la genética, el distanciamiento de la naturaleza… Por estas razones, Hari habla en su título de “conexiones perdidas” y expone formas de conexión que son más beneficiosas que los fármacos y sin efectos secundarios adversos. Estas conexiones son experiencias reales, lo que aporta a Conexiones perdidas. Causas reales y soluciones inesperadas para la depresión, de Johann Hari un valor añadido.

Ahora, cuando se informa de que la pandemia del coronavirus ha provocado que uno de cada cinco españoles sufra depresión y que un 43% de los jóvenes presente cuadros de depresión —según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid— puede que este libro aporte un nuevo sentido.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html