Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | July 21, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Tainaron una novela poética de Leena Krohn

‘Tainaron’ una novela poética, epistolar y fantástica de la escritora Leena Krohn
Emilia Lanzas

Tainaron una novela poética de la escritora finlandesa Leena Krohn

Con Tainaron es la primera vez que se publica en España una obra de la escritora finlandesa Leena Krohn (Helsinki, 1947), de la mano de la editorial Nórdica y con traducción de Luisa Gutiérrez Ruiz

Tainaron (1985) es una obra singular; impregnada de una fuerte atmósfera onírica, de una inquietante extrañeza. En ella se mezclan la literatura fantástica, la prosa poética y el género epistolar. Cada carta, treinta en total, numerada y titulada, se abre a un interlocutor lejano al que se narra el sentido —o, más bien, el sinsentido— de una visión producida en la ciudad de Tainaron; cada carta se cierra en sí misma como un relato, como un sueño acabado.

La ambigüedad permea todo el libro, característica esencial de la literatura fantástica, tal y como indicó Todorov: «La ambigüedad se mantiene hasta el final de la aventura: ¿Realidad o sueño? ¿Verdad o ilusión? De este modo nos vemos arrastrados al corazón de lo fantástico». Desde el enigmático protagonista sin identidad ni sexo, hasta cada uno de los personajes que habitan la inefable Tainaron. Podrían ser insectos, como podrían ser seres imaginarios. Bestiario en parte humanizado y en parte integrante de un mundo superior, en donde lo ancestral y lo mágico cohabitan.

Longuicornio, personaje protagónico, un escarabajo (animal en el que se metamorfosea Gregorio Samsa), se ocupa de mostrar al narrador el absurdo que alberga su raciocinio: «… Tainaron no es un lugar, tal y como tal vez creas. Es un acontecimiento que nadie mide. A nadie sirve de provecho trazar un mapa. Sería un despilfarro de tiempo y esfuerzo…». El otro lado está ahí para quien desee descubrirlo.

La metamorfosis también está muy presente en la narración. Actúa como una auténtica subtrama. Constantemente cambian los personajes –y no en el sentido evolutivo de los insectos- y la propia ciudad de Tainaron. Las transformaciones rompen con la sistematización de la vida, desocupan la existencia en su predisposición a lo clasificable. Lo sobrenatural reivindica su espacio en un mundo sistematizado, tal y como ocurre en el espacio abierto y desordenado de los sueños.

Submit a Comment