Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | November 13, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

Luz y justicia en la obra ‘Voltaire en Ferney’, de Eugène Noel - ¡Zas! Madrid

Luz y justicia en la obra ‘Voltaire en Ferney’, de Eugène Noel Eugène Noel, Voltaire en Ferney; Madrid, Trifaldi, 2018; 94 pp.
Pedro M. Domene

La editorial madrileña Trifaldi publica Voltaire en Ferney, de Eugène Noël

Eugène Noel, Voltaire en Ferney; Madrid, Trifaldi, 2018; 94 pp.

Eugène Noel, Voltaire en Ferney; Madrid, Trifaldi, 2018; 94 pp.

François-Marie Arouet, más conocido por su seudónimo, Voltaire, escritor y filósofo francés nació el 21 de noviembre de 1694 y murió el 30 de mayo de 1778. Vivió y escribió entre los siglos XVII y XVIII, y será recordado principalmente por haberse convertido en uno de los principales representantes de la Ilustración; por inspirar con su legado filosófico movimientos sociopolíticos como la Revolución francesa; y sobre todo, por defender el valor de la tolerancia y la libertad frente a los fanatismos y dogmatismos propios de la época, principalmente religiosos.

El escritor Eugène Noël (1816-1899), autor de ‘Voltaire en Ferney’.

El escritor Eugène Noël (1816-1899), autor de ‘Voltaire en Ferney’.

Eugène Noël (Ruen, 1816- Bois-Guillaume, 1899) periodista de temprana vocación, escribiría en 1867 un libro breve que ilustra muy bien, estos conceptos esgrimidos, de humanismo y de justicia, durante los últimos años de Voltaire, en su retiro-estancia en Ferney, un texto que titula, Voltaire en Ferney  (publicado por primera vez en 1867), y que ahora traduce y anota, de forma precisa y magistral, Máximo Higuera, que así consigue un texto de lectura amena e ilustrativa.

La ciudad de Ferney, una comuna francesa del departamento de Ain, en la región de Auvernia-Ródano-Alpes, se encuentra en la frontera con Suiza. Fernex, como se llamaba originariamente, fue renombrada en 1878 como Ferney-Voltaire en homenaje al filósofo, que residió allí a partir de 1755. A su llegada, el pueblo apenas contaba un centenar de habitantes, y pronto Voltaire saneó las zonas pantanosas e hizo construir el castillo, la iglesia y numerosas casas, invitando artistas para que se instalaran. Cuando murió en 1778 Ferney tenía ya 1000 habitantes.

La obra
Eugène Noël escribe sobre la estancia de Voltaire desde el momento en que instala en Ferney, se convierte en improvisado agricultor, artesano, comerciante, y casi señor feudal donde dar cobijo a quienes gustaran de asentarse en la pequeña ciudad, y muy pronto se verá obligado a renunciar a su trabajo estrictamente literario y dedicarse a esas otras acciones que darán sentido a los años finales de su vida; es decir, convertirse en defensor del género humano y administrar la justicia universal con todas sus fuerzas para defender, desde su pequeño reino, las causas y condenas de Jean Calas, comerciante y protestante de Toulouse, acusado de haber dado muerte a su propio hijo; un escándalo que daría pie a su panfleto, Tratado sobre la Tolerancia (1767) que daría la vuelta al mundo; el caso del matrimonio Sirven cuya hija muere ahogada en un pozo y son detenidos por considerar que la habían asesinado; la causa de Arthur Rally enjuiciado por haber entregado una plaza, Pondichéry, a los ingleses y condenado, finalmente, a ser decapitado; los jóvenes de Abberville, entre ellos, el caballero de la Barre, de diecinueve años y el menor de catorce, todos víctimas del fanatismo del obispo de Amiens, y a lo largo de las páginas de Voltaire en Ferney toda una sucesión de casos en defensa de campesinos, siervos, o jóvenes de vida desordenada, hechos que convierten el final de su vida en esa titánica lucha a favor de la inocencia, la defensa de la tiranía y frente a la codicia de los grandes; en definitiva, según Noël empleó el mismo celo y la misma habilidad para salvar a los más humildes.

Habían pasado más de treinta años sin que Voltaire volviera a ver París, y animado por su familia y la señora Denis que se aburría en Ferney, emprendió el viaje que pretendía realizar de incógnito aunque fue reconocido por todos los lugares que iba pasando y en muchas ocasiones la multitud rodeaba su coche con manifiesta curiosidad. El 10 de febrero de 1778 llegaba a París, entonces quiso darle una sorpresa a su viejo amigo d’Argental, no lo encontró y volvió a su casa de Villette, donde finalmente lo esperaba y se reencontró con d´Argental.

A las once y cuarto de la noche, del día 30 de mayo de 1778, expiraba Voltaire, tenía ochenta y cuatro años y tres meses, y ya entonces era considerado una celebridad.


Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html