Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | January 18, 2018

Scroll to top

Top

One Comment

Lo esencial de la poesía de Fernando Pessoa en una nueva edición bilingüe e ilustrada - ¡Zas! Madrid

Lo esencial de la poesía de Fernando Pessoa en una nueva edición bilingüe e ilustrada
Emilia Lanzas

Fernando Pessoa es el poeta de la introspección, de la nostalgia, de aquel que rehúye la vida para crearse su universo propio. Pessoa es el poeta de la soledad, de quien anhela todo pero que solo se reconoce en lo que él crea. El gran amador que no amó nunca. Su intensa vida, sin vida. El definirse como  menos que nada, pero poseedor de todos los sueños. Su ser disgregado en múltiples heterónimos. Su fingimiento que es verdad.

 

Ilustración de Adolfo Serra para el poema "Estanco", de Álvaro de Campos.

Ilustración de Adolfo Serra para el poema “Estanco”, de Álvaro de Campos.

Siempre hay que volver a Pessoa, y esta nueva edición bilingüe de Nórdica (tan bellamente ilustrada por Adolfo Serra), Un disfraz equivocado, recoge la esencia que lo que fueron los versos de este escritor aislado pero pleno, este poeta que “nació tantas veces”, como apunta en el prólogo Martín López-Vega.

De Alberto Caeiro se recogen poemas en los que abomina del pensamiento (“Hay suficiente metafísica en no pensar en nada”), así como de la condición de escritor:

“No tengo ambiciones ni deseos.
Ser poeta no es una ambición mía:
Es mi manera de estar solo”.

 

Ilustracion-Pessoa

Para ensalzar la naturaleza y la rotundidad tangible de las cosas, que existen sin más. Tal vez, Caeiro supone lo más representativo y fundamental de la obra pessoana. De hecho, de él surgirían después otros heterónimos como Ricardo Reis y Alvaro de Campos que no solo son escritores imaginarios, sino complejas vidas inventadas.

De la poesía del contemplativo Ricardo Reis, pleno de serenidad (“Nada, salvo el instante, me conoce”), se pasa a Álvaro de Campos, ese gran prosador (… la vida allí debe de ser feliz, solo porque no es la mía). El poeta modernista que describe las sensaciones, porque comprender a través de los sentidos permite recuperar la inconfundible diversidad del universo.

 

Pessoa-Ilustracion

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
que hasta finge que es dolor
el dolor que en verdad siente.

Como indica Mario Barrero Fajardo esta famosa estrofa, con la que Pessoa da inicio a su poema Autopsicografía, regula todo su quehacer literario: “El fingimiento no implica engaño, sino distanciamiento. Un distanciamiento que, al tiempo que puede sugerir una actitud evasiva, también puede contemplarse como una alternativa de abordar desde otra dimensión la llamada realidad”.

 

Portada-Pessoa

Comments

  1. Fundamental en mi opinión el prólogo de Torrente Ballester a las Odas de Ricardo Reis….No en vano Torrente Ballester en el mismo se lamenta de no haber descubierto a Pessoa antes de los 40 años….Relación que en cierta medida continúa con José Saramago del que opina que la mano derecha de Cervantes es Gonzalo Torrente Ballester….(Su obra predilecta la Saga Fuga de JB…

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies