Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | July 16, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

Amianto en Metro de Madrid

Las víctimas por amianto en Metro de Madrid, y la limpieza de las estaciones
Redacción Zas Madrid

Un muerto, cuatro enfermos y la opacidad de las instituciones ante el amianto en Metro de Madrid

El suburbano anunció que eliminaría el amianto presente en 53 de sus más de 300 estaciones

Un fallecido, cuatro enfermos y varios casos de asbestosis, una enfermedad causada por las fibras de asbesto (amianto), entre los trabajadores de Metro de Madrid: este es el resultado que deja, oficialmente, la exposición al amianto que han sufrido –y siguen sufriendo– los empleados del servicio público de transporte de la capital madrileña. Una realidad que las autoridades regionales conocieron hace quince años.

El amianto es un material aislante que durante décadas se ha utilizado para la construcción de diferentes infraestructuras, desde tejados y paredes a escaleras mecánicas y vagones de tren. Este mineral de bajo coste está compuesto por fibras largas y resistentes que conceden flexibilidad a los materiales.

Las autoridades sanitarias demostraron a finales del siglo XX que las fibras de amianto son altamente cancerígenas y, a raíz de ello, la mayoría de países desarrollados decidieron prohibir su utilización a partir de 2003, cuando una de cada tres estaciones del metro de Madrid tenía partículas procedentes del amianto en el aire.

Justo ese año, el que era Gerente de Prevención Laboral de Metro Madrid, Pablo Arranz López, envío a la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo un informe donde hacía constar la presencia de amianto en el suburbano madrileño. Sin embargo, las autoridades del metro, en ese momento competencia del Ayuntamiento de Madrid de Alberto Ruíz Gallardón, ocultaron la información. Inspección de Trabajo impuso una multa de 190.000 euros al suburbano por la violación de normas de salud laboral. La Fiscalía de la Comunidad de Madrid está investigando el caso para determinar si existe responsabilidad penal por parte de la empresa pública.

En consonancia a esa investigación, el primer trabajador reconocido como enfermo laboral por su exposición a las fibras de amianto ha decidido demandar a Metro de Madrid por daños y prejuicios. El empleado exige una indemnización de cerca de 400.000 euros. “No se le proporcionó ningún tipo de protección pese a estar manifiestamente expuesto al polvo de amianto”, afirma el abogado de este trabajador.

En estos momentos, los datos oficiales aseguran que el amianto ha provocado la muerte por cáncer de pulmón de un mecánico de los talleres: Antonio Morán Canseco, de 56 años y la enfermedad de asbestosis a cuatro (un trabajador de escaleras y otros de manipulación de vagones). En esa lista no entran dos antiguos trabajadores que fallecieron también víctimas de cánceres de pulmón, ya que no se pudieron detectar las fibras procedentes del amianto dentro de sus pulmones.

Para detectar la presencia de esas fibras es necesario un TAC de alta resolución, y no una simple exploración pulmonar, como ofrece Metro Madrid a sus trabajadores. Razón por la cual, los trabajadores exigen revisiones de alta resolución y constantes en el tiempo para toda la plantilla y para los jubilados que hayan podido estar en contacto con piezas de los trenes con amianto en su composición.

¿Afecta a los usuarios?
Los trabajadores del Metro de Madrid afirman que es probable que usuarios del suburbano hayan estado expuestos en algún momento a las fibras –presentes en el polvo generado de una obra– procedentes del amianto.

Según los informes actuales, aún existe este material en algunos metros antiguos de las líneas 1, 6 y 9. No obstante, el componente cancerígeno se encuentra en la parte inferior de los vagones a las cuales los pasajeros no estarían expuestos, asegura Metro Madrid.

El amianto que todavía existe en la estación de Gran Vía será retirado este verano. Para hacerlo Metro de Madrid cortará el servicio en la Línea 1 durante el mes de agosto, en una fecha aún por concretar. El cierre coincidirá con el de la Línea 2, donde también se está eliminando el amianto en la estación de Sevilla.
Además, Metro de Madrid va a cerrar dos estaciones más de la red para la eliminación del amianto: serán las de Príncipe de Vergara y Pavones, ambas en la línea 9.

La empresa pública destinará cerca de 140 millones de euros a retirar el amianto de 53 de las 301 estaciones. Un proceso que finalizará en 2025.

El Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid y Comisiones Obreras proponen paros parciales en el suburbano madrileño para julio, con el fin de exigir a la compañía que amplíe los reconocimientos médicos a la totalidad de la plantilla que ha estado expuesta al amianto.




Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html