Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | December 15, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Las asociaciones madrileñas de bebés robados promueven una moción a favor de las víctimas

Las asociaciones madrileñas de bebés robados promueven una moción a favor de las víctimas
Emilia Lanzas

Desde la plataforma osoigo.com —el portal desde el que cualquier ciudadano puede realizar preguntas a los 650 políticos inscritos en ella— las tres asociaciones madrileñas de bebés robados (asociaciones que investigan y exigen justicia por los niños desaparecidos en los hospitales de toda España, entre 1940 y 1990), están realizando la pregunta a los políticos de si están de acuerdo con que en los municipios de la Comunidad de Madrid se lleve a cabo una moción a favor de las víctimas. Además, requieren a los políticos que contesten si apoyan que el gobierno del Estado presente una ley que investigue, atienda y permita practicar las pruebas de ADN y las exhumaciones, sin ningún tipo de coste económico.

Aunque las asociaciones patrocinadoras de la moción: Adelante bebés robados, SOS bebés robados Madrid y Todos los niños robados son también mis niños ya han conseguido 539 apoyos a favor de esta propuesta: ni Cristina Cifuentes (PP), ni Ángel Gabilondo (PSOE), ni Lorena Ruiz-Huerta (Podemos), ni Esther Ruiz (Ciudadanos), han respondido todavía.

Por otro lado, la moción a favor de las víctimas de los bebés robados se ha presentado a todos los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid. Hasta ahora, solamente los ayuntamientos de Alcobendas y Fuenlabrada han apoyado dicha moción.

Ángel Casero, presidente de la Asociación Adelante Bebés Robados, ha declarado a Zas que las asociaciones también han solicitado una entrevista con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, pero hasta ahora la respuesta de su Secretario Luis Cueto ha sido que el consistorio “no puede ayudarles a encontrar a sus familiares desaparecidos”. Las tres asociaciones que luchan por la causa de los bebés robados también han solicitado al Ayuntamiento de Madrid poder acceder a los archivos de los cementerios y a los archivos del Conde Duques. A día de hoy, ni el Ayuntamiento de Madrid ni ningún partido político se ha atrevido a apoyar dicha moción.

Una larga lucha con escasos resultados
El tráfico de bebés —niños robados a mujeres humildes para dárselos, sin papeles de adopción ni consentimiento de la madre, a familias adineradas o afines al régimen franquista— continúa, a día de hoy, prácticamente impune. Lo conseguido hasta ahora por numerosas asociaciones que luchan porque se haga justicia es irrelevante. Solamente se ha logrado que en el Código Penal se tipifique este hecho “como delito”, y haya dos médicos procesados: uno, el doctor Eduardo Vela, exdirector de la Clínica San Ramón de Madrid, cuya causa está pendiente; y, un segundo médico, J.B.B., de la Clínica Santa Cristina, quien presuntamente participó en el robo de un recién nacido en 1975, cuando la monja sor María se ocupaba de la maternidad del centro.

Una bebé robada imputada por denunciar
María Ascensión López supo que fue “adquirida” al nacer por 250.000 pesetas. Este descubrimiento provocó que se dedicara intensamente a la búsqueda de su identidad. Tras recabar numerosos datos, decidió en 2012 interponer una denuncia en una comisaría de la Policía Nacional de Sevilla.

Por las informaciones que consiguió Ascensión intuía que jamás fue una niña adoptada tal y como le habían hecho creer falsamente. Llegó a la conclusión de que en realidad se trataba de una niña robada al comprobar que había graves irregularidades en torno a su adopción. Una monja, Sor Dolores, sobrina de su padre adoptivo, quien presuntamente participó en el robo, se ha querellado contra Ascensión, por supuesto delito de injurias y calumnias. La querella ha sido admitida a trámite, y Ascensión ha sido condenada por un juzgado de Almería a cinco meses en la cárcel. Se le acusó, y ahora se le condena, por un delito de injurias y calumnias y a pagar una multa de 3.000 euros, además de una indemnización de 40.000,00 euros. La causa fue originada por la querella de la monja tras pretender demostrar Ascensión que fue robada, no adoptada. Sor Dolores se querelló en octubre de 2015. Según relató Ascensión «yo tenía pocos medios y solo un abogado de oficio que apenas sabía de mi caso».

Sobre este asunto, también hay movilizaciones a su favor en Change.org para evitar que María Ascensión ingrese cinco meses en prisión. La Coordinadora X24 (Federación de Asociaciones de víctimas por adopciones ilegales y desapariciones infantiles forzadas en España), ha recogido 900.000 firmas para su indulto, firmas que han presentado al Ministro de Justicia.

El diputado de Unidos Podemos, David Carracedo, llevó este caso al Congreso. David Carracedo preguntó al ministro de Justicia, Rafael Catalá, por el tema: «Casos que siguen abiertos, niños que siguen sin localizar y familias que continúan buscándose». A su juicio, es necesaria una unidad policial y una fiscalía específica que trabaje en esta trama. «Se trata de un capítulo de la historia que empieza en el franquismo pero que se prolonga bien entrados los 90», ha recordado el diputado, que ha emplazado al Estado a «buscar soluciones para garantizar el derecho de identidad» de las personas y «evitar las desapariciones forzosas».

Actualmente, en Madrid hay setenta y cuatro posibles casos abiertos de bebés robados.


Submit a Comment