Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | September 26, 2018

Scroll to top

Top

3 Comments

La ronda del miedo

‘La ronda del miedo’, obra de teatro que muestra la tragicomedia de la vida La ronda del miedo se representará durante los próximos diez domingos, en los Teatros Luchana La ronda del miedo se representará durante diez domingos, en los Teatros Luchana La ronda del miedo se representará durante diez domingos, en los Teatros Luchana
Emilia Lanzas

Fotografías: Francisco Blanco, LAU PHOTOGRAPHY MADRID

La ronda del miedo se representará durante los próximos diez domingos, en los Teatros Luchana

Daniel Moreno, director de La ronda del miedo:

«El humor nos posibilita sobrevolar el barro en el que nos atascamos para mirarnos desde otro ángulo con distancia»

Cristina Galea, actriz y fundadora de PINK ELEFANTE TEATRO:

«Creo que una parte muy importante de nuestro oficio es conseguir que el espectador de algún modo se sienta identificado con el espectáculo al que asiste»

La ronda del miedo se representará durante diez domingos, en los Teatros Luchana

En La ronda del miedo se hace omnipresente el concepto de tragicomedia, como un género híbrido en donde converge la imposibilidad de separar tragedia y comedia cuando entra en acción la palabra “vida”. A través de ocho historias encadenadas por el hilo conductor del miedo: miedo a uno mismo, a la enfermedad, al fracaso, a los otros, al rechazo…, se plantea el sentido de la existencia. Tan espuria, tan encubierta, tan inefable. Parodia y sarcasmo de ocho minipiezas para redimirnos de nosotros mismos.

La ronda del miedo con dramaturgia de Javier Sauquillo, Guadalupe Sáez, Marta Chust, María Cárdenas, Merche Aguilar, Carmen Valera y Sonia Alejo, supone para Daniel Moreno, y dentro de lo que define como “teatro ebrio”, una representación de alta intensidad y grandes variaciones emocionales, alejado de toda racionalidad.

Interpretada por cuatro actores: Ainhoa Blanco-Dúcar, Miguel Ángel Bustamante, Antonio Luque y Cristina Galea, las ocho historias que conforman La ronda del miedo nos muestran cómo somos, lo que nos atormenta, aquellos temores a menudo infundados que nos quitan el sueño, así como los torpes y deslavazados mecanismos con los que pretendemos evitarlos.

Para Cristina Galea esta obra aporta, fundamentalmente, diversión, originalidad, reflexión y frescura: «Al encontrarnos ante un texto que habla de los miedos, inevitablemente, el público va a sentir esa conexión, ya que todos y cada uno de nosotros tenemos miedo a algo. Las situaciones a veces disparatadas en las que se ven inmersos los personajes hacen que nos demos cuenta de lo ridículo que resulta visto desde fuera lo que desde nuestro punto de vista parece tan trascendental. Otras escenas, sin embargo, nos hacen reflexionar sobre esos miedos que tienen que ver más con la esencia del ser humano. Por otro lado, al ser un texto escrito por siete dramaturgos, estos nos ofrecen distintas visiones sobre el leitmotiv de la obra, por lo que el espectador tendrá un amplio espectro sobre el que reflexionar durante esta hora y media. Es menos usual llevar a escena escrituras colectivas, por lo que, además, creo que se aporta un plus de originalidad. Pienso, asimismo, que hemos conseguido un espectáculo fresco e ingenioso gracias a la minuciosa dirección de Daniel Moreno y las aportaciones de cada miembro del equipo».

Daniel Moreno destaca que en La ronda del miedo «se asiste al grito agónico y desesperado de ocho personajes en el clímax de su ansiedad, acuciados cada uno por un miedo que les domina y les constriñe. Como llamadas de auxilio en mitad del desierto. De entrada y sobre el papel, suponía un reto tremendamente atractivo para nosotros. Y ha acabado siendo un viaje apasionante. Hemos estado ensayando e investigando en torno a este texto a lo largo de más de seis meses, acercándonos a todo tipo de miedos y temores, propios y ajenos, buscando las claves que nos permitieran contar estas ocho historias de la manera más elocuente posible. Y además, nos hemos preguntado constantemente sobre cuál era la mejor forma de ofrecer y acrecentar toda la comedia que encierran, de exponer su ácida visión de estos personajes tan próximos a todos nosotros, de enseñar las miserias que nos definen y al mismo tiempo nos humanizan. El proceso podríamos decir que aún no ha terminado; cuanto más frecuentamos la puesta en escena, mayores son los hallazgos que descubrimos, incluso sobre nosotros mismos».

La ronda del miedo es un montaje producido y distribuido por PINK ELEFANTE TEATRO, una Compañía que nació en 2016, de la mano de las actrices Macarena Feliu y Cristina Galea, y que pretende ser un lugar en donde confluyan diferentes profesionales de las artes que otorguen valor añadido a textos de dramaturgos contemporáneos.

Ante el evidente resurgimiento del teatro en Madrid, repleto de grandes y pequeñas salas, de teatro oficial y alternativo, Cristina Galea piensa opina que «Hace diez años la inmensa crisis en la que se sumió España tuvo efectos negativos y positivos en el panorama artístico. Lo negativo es obvio: la falta de oportunidades y escasez de demanda, pero debido a esta escasez de demanda las compañías se esforzaron en ofrecer espectáculos que, si bien tenían una producción discreta, destacaban por su originalidad y calidad profesional, adecuando sus montajes y temáticas a las nuevas demandas surgidas por esta situación económica y social. También creo que las salas han sabido acercarse al público de una manera más dinámica y abierta, haciendo al espectador partícipe de su día a día. Tanto las salas como las compañías han ido optimizando los recursos de marketing que ofrecen Internet y las redes sociales para que el feedback con el público se desarrolle de un modo más fluido y el flujo de información llegue al máximo número de personas. La unión de estos factores, principalmente, son los que creo que han influido en la mayor afluencia de público a los teatros.

Daniel Moreno cree que este resurgimiento puede deberse a que se está recuperando parte del público que se perdió durante los primeros años de la crisis, cercano a un 30%, además y debido a la crisis «se han reformulado muchas formas de exhibición y de producción que han dado como resultado nuevos productos y como consecuencia nuevos espectadores. Por un lado, han aparecido numerosos lugares de exhibición casi todos de iniciativa privada, ya que la inversión pública no ha hecho si no descender. Y por otro, las compañías se han visto obligadas reinventarse para poder subsistir, reduciendo repartos y abaratando costes de producción. El espectador tiene por tanto ahora una oferta mucho más amplia, aunque no siempre vaya acompañado de un incremento en la calidad.


Comments

  1. Roberto

    Una obra divertida, con mucha frescura y originalidad que nos lleva a reflexionar con una sonrisa en la boca sobre nuestros miedos más irracioanales. Más de uno nos veremos reflejados. Nos encantó.

  2. Regina Gustems

    Muy divertida y reflexiva. Tragicomedia en estado natural. Nos hizo vernos reflejados en muchas situaciones a la vez que nos reíamos una y otra vez de nuestros propios miedos o de los ajenos. Muy recomendable.

  3. Fred

    Muy buena, imaginativa, original. Tragicomedia en estado puro con los mejores alicientes del drama y el humor para tratar un tema tan común a todos pero que a veces preferimos obviarlo: nuestras fobias más ocultas.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html