Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | October 15, 2018

Scroll to top

Top

No Comments

'Filek', el estafador que consiguió engañar a Franco, de Ignacio Martínez de Pisón - ¡Zas! Madrid

‘Filek’, el estafador que consiguió engañar a Franco, de Ignacio Martínez de Pisón
Pedro M. Domene

Ignacio Martínez de Pisón reconstruye la aventura del químico austriaco Albert von Filek

Ignacio Martínez de Pisón diseña, desde el punto de vista narrativo, enjundiosas historias que envuelve en una trama con absoluta pericia y acierto, consigue una perfecta recreación del ambiente y una acertada y creíble descripción de sus personajes, diestro en todo cuanto concierne al artefacto narrativo y sus características más especificativas. Con cada nueva entrega se exige un paso adelante, y con Filek (2018) la habilidad del narrador queda resuelta como una excelente obra o testimonio histórico de un curioso y no menos notable interés para el lector.

Una investigación
El narrador precisa, desde el comienzo, que Filek es «una investigación histórica» y detalla la esmerada labor de documentación que llevó a cabo tras tener algunas noticias del personaje, y es así como a lo largo del libro reconstruye la trayectoria del químico austríaco Albert von Filek desde sus antecedentes familiares hasta su muerte en 1952 en un hospital de Hamburgo. Sus averiguaciones le permiten constatar la continuada actividad de un estafador compulsivo, cuyo capítulo más llamativo, ya ubicado en España, fue engañar a Franco con el proyecto de fabricar un combustible sintético a base de mezclar agua del Jarama y extractos vegetales, un invento que resolvería para la Dictadura los angustiosos problemas económicos de la inmediata posguerra.
La visión que ofrece Martínez de Pisón del protagonista por las cárceles republicanas muestra un mapa de un auténtico desorden inicial, y al mismo tiempo permite trazar una crónica de la supervivencia del personaje y algunos otros más, una suerte que debe más al azar y a la caótica situación histórica española que al propio ingenio de Filek, convertido supuestamente en algunos momentos de su vida en un espía. Y solo al final de la contienda, victoriosas las tropas nacionales, Filek, como auténtica víctima por su manifiesta fidelidad a la Cruzada, tuvo ocasión para acceder a las más altas instancias y ofrecer su maravillosa fórmula a los jerarcas del Nuevo Régimen, y en un preclaro ambiente general de chapuza e incompetencia gubernamentales, Filek logra la aceptación de su propuesta e invento y una manifiesta y acelerada disposición de cuanto contribuyese a su puesta en marcha, incluido un decreto de expropiación de terrenos para construir el complejo donde fabricarla, hasta que la verdadera industria, Campsa y Cepsa, entraron en acción defendiendo sus intereses. Empieza entonces la caída del héroe, que una vez más se librará de ir a juicio «gracias a una colosal concatenación de chapuzas gubernamentales», puesto que en la operación de la fórmula secreta estaban implicadas personalidades relevantes de la política y se aconsejaba echar tierra sobre el asunto, aunque no libró a un denostado Filek de recorrer de nuevo cárceles y campos de trabajo, hasta su repatriación en 1946.

El escritor Ignacio Martínez de Pisón, autor de 'Filek. El estafador que engañó a Franco'.

El escritor Ignacio Martínez de Pisón, autor de ‘Filek. El estafador que engañó a Franco’.

La historia
El personaje Filek es un timador patológico que se convierte en el motivo principal y casi novelesco del libro, pero Martínez de Pisón no se limita, como vamos observando a lo largo de las páginas, a reconstruir un retrato del austriaco, sino que dedica su atención a mostrarle al lector una curiosa y rica estampa de época, soslayando algunos de los aspectos europeos vividos y profundizando en los momentos cotidianos e históricos de la vida española. Filek se convierte así muy pronto en una curiosa criatura del convulso tiempo en que vivió, y no dejó de sufrir las incertidumbres sociales y sobre todo políticas de entonces que le llevaron por algunas de las cárceles españolas de la época, tanto republicanas como nacionales, y su biografía revela tintes de una cierta grandeza trágica, y la imagen de un redomado chantajista que nunca alcanza sus propósitos, al mismo tiempo que escapa de un merecido castigo tras haber dejado un reguero de víctimas por sus engaños y manipulaciones.
Martínez de Pisón hace un curioso y atractivo retrato de un pícaro del siglo XX, pese a las numerosas interrogantes que sobre la realidad de su vida y sus actividades debe hacerse a lo largo del texto sin que al final tengamos claras muchas de las situaciones vividas por este personajes, y sus logros en una deprimida España de los treinta y de los cuarenta, pero como es habitual en el narrador su visión de la realidad supera con creces la ficción.

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googled5206828dd38f588.html