Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Publicación de Periodismo Social y Cultural | May 26, 2017

Scroll to top

Top

La calle

La Coordinadora Estatal de las Marchas de la Dignidad reunida el 11 de marzo acordó la vuelta a Madrid el 27 de mayo con una movilización de carácter estatal, a la que llaman a participar a todos colectivos en lucha.

Las Marchas realizan una valoración, en general positiva, de las movilizaciones realizadas el día 25 de febrero y el 28 en Andalucía, con una mayor asistencia que las convocadas el pasado 3 de diciembre y con una mayor capacidad de convocatoria coincidiendo con lo que parece ser un repunte general de las movilizaciones. Además de apreciar un avance en la incorporación de colectivos en lucha a las Marchas en muchas comunidades españolas.

En este periodo de repunte del descontento social plasmado en las importantes movilizaciones como las convocadas en defensa de la educación pública, por los derechos de la mujer y contra la violencia machista, se constata la reactivación de colectivos y territorios en lucha, aunque se coincide en que aún queda mucho por hacer.

Las Marchas de la Dignidad quieren que la movilización general del día 27 de mayo, sea una movilización de todas y de todos los que hoy luchan por una vida digna, por ello, hacen un llamamiento a sumarse a esta convocatoria para la que han acordado unos temas centrales que se plasmaran en el manifiesto de la convocatoria del 27 de mayo, bajo el lema “Pan, trabajo, techo e igualdad”, y cuyas especificaciones fundamentales son: Por el empleo estable, salarios dignos y la renta básica: derogación de las reformas laborales; en defensa de pensiones públicas dignas y a cargo de los Presupuestos. No al Pacto de Toledo; contra el feminicidio: Nos queremos vivas, ni una menos; por la libertad de l@s pres@s y procesad@s por luchar. Amnistía; por el no pago de la deuda. UE y FMI fuera ya de aquí; por la defensa de los Servicios Públicos como derechos esenciales.

Además, en la reunión de la Coordinadora Estatal se acordó reforzar los instrumentos organizativos de la Marchas para el éxito de la movilización del 27 de mayo, con especial atención a los territorios. La próxima reunión de la Coordinadora Estatal está prevista para el día 1 de abril.

Mapa de los huertos urbanos madrileños

Fotografías: Francisco Blanco
Texto: Emilia Lanzas
 

Numerosos huertos urbanos van surgiendo por la capital y a lo largo de la Comunidad de Madrid.

Iniciativa impulsada por diferentes colectivos que desean hacer de los solares improductivos, lugares útiles para el encuentro.

huerto

Mapa de los huertos urbanos madrileños

El Huerto Comunitario de La Piluka es, seguramente, el primero que surgió. Fue en 2006, a iniciativa de algunos vecinos del Barrio del Pilar que decidieron acondicionar un solar maloliente entre los edificios.

En las Adelfas la Asociación de Vecinos de Los Pinos y el Centro Social Seco se encargan del huerto y de las esbeltas adelfas que se alzan junto a las vías del tren. No tienen permiso oficial, pero sí el consentimiento de la Junta Municipal de Retiro. Desde su inauguración, el huerto funciona de forma ininterrumpida gracias a un grupo de cincuenta personas.

En la calle de Tenerife, número 19, muestra su trozo de primavera la Huertita de Tetuán. La Huertita existe desde 2009, cuando cinco vecinos del barrio decidieron cultivar este solar de propiedad privada. Con este proyecto comunitario quieren potenciar la convivencia en el barrio, mejorar la calidad del aire y la apariencia de la zona.

El Huerto de la Casa de Campo fue una iniciativa de las asociaciones ecologistas Grama y Arba. Una especie de huerto experimental y educativo en la zona del Albergue Richard Schirrmann.

En numerosos centros sociales okupados también tienen su huerto propio. En la Tabacalera y en el centro okupa del Patio Maravillas los cuidan con mimo. En el CSO Casablanca, en la calle de Santa Isabel, se encuentra A la Huerta de la Esquina que pretende ser un lugar de aprendizaje colectivo en donde, además de plantar productos, se reflexione sobre cuestiones que nos condicionan:

Colleja del Huerto de la Ventilla. @Paco_Blanco

Colleja del Huerto de la Ventilla. @Paco_Blanco

¿Qué comemos? Tomates que no saben a tomates, frutas que saben todas iguales, transgénicos… ¿Es posible comer sin adentrarse en las dinámicas de consumo establecidas? Las lógicas de mercado ponen en riesgo nuestra salud y llevan consigo otras muchas injusticias como la explotación de campesinos que trabajan en condiciones precarias.

En 2010 se creó el Huerto Comunitario de las Águilas y el Huerto de Lucero, ambos en el distrito de La Latina. Lugares que están abiertos para todo aquel que desee echar una mano.

La Huerta Aula Comunitaria de Agroecología de la Universidad Complutense, más conocida como Cantarranas, también es un espacio abierto a todo aquel que desee participar. Desde su página web informan de los trabajos que necesitan realizar.

No podía faltar un Huerto de la Alegría… La Asociación Vecinal del Barrio de Quintana de La Concepción ha promovido su creación para mejorar el espacio de la plaza de la Reverencia.

En el barrio del Pozo del Tío Raimundo, dado el origen rural de la mayoría de su población, existe una amplia experiencia en temas de huertos y jardines. La Asociación Vecinal El Pozo quiere recuperar estas experiencias y potenciarlas a través de un huerto en cuyo proyecto están trabajando.

En Villa de Vallecas, la Asociación Vecinal La Colmena de Santa Eugenia, también está construyendo un huerto urbano comunitario y ecológico con el objetivo de crear un espacio de ocio saludable e implicar al vecindario en actividades ambientales en una parcela actualmente en desuso de, aproximadamente, 100 metros cuadrados, situada frente a la entrada del campo de fútbol del barrio.

El Huerto de la Ventilla

El Huerto de la Ventilla es propiedad del IVIMA  y forma parte de la Red de Huertos Urbanos de la Comunidad de Madrid (Redhmad). En él trabajan parados, jubilados, estudiantes, trabajadores de diversos sectores… Todos unidos por el buen hacer al servicio del barrio. Los numerosos vecinos que trabajan en este huerto están haciendo una importante labor de recuperación de plantas en vías de extinción, además de colaborar con los colegios del barrio y las asociaciones vecinales de Tetuán para realizar actividades educativas con los niños. Hasta están pensando crear un Mueso de la Vid.

 Hortelana-dos

Cilantro, té limón, tomillo, habas, ajos, rabanillos, cebollas, espinacas, tomates, remolacha, collejas (planta de la familia de las clavellinas que es comestible y está en peligro de extinción), vides de varias variedades… Alcornoques, higueras, ciruelos, nísperos, moreras, encinas, jaras, acebuches (una variedad del olivo), endrinos, majuelos…

El entusiasmo mueve a estos hortelanos. Los productos los reparten entre los vecinos que van a la recolección o se los entregan a las personas que los necesitan.

Los otros huertos de la Comunidad

La Huerta del Parque Juan Carlos I, en donde se imparten clase teórico-prácticas de horticultura ecológica, el Huerto de la T4 (un pequeño huerto cuidado por los taxistas), el Centro de Recursos Ambientales Chico Mendes, en Rivas Vaciamadrid,  los huertos de Alcorcón,el del Centro Autogestionado La Gotera, en Leganés son otros tantos ejemplos de estas zonas verdes y productivas.

El 20 de marzo, el alcalde de Alcobendas entregó a 38 particulares y a las cuatro asociaciones de la localidad las llaves de sus huertos, tras la celebración de un sorteo público. El Ayuntamiento de Alcobendas dice impulsar los huertos urbanos para fomentar el desarrollo sostenible y la educación ambiental en la ciudad. Sus adjudicatarios disponen de agua para el riego, almacén para las herramientas, el vestuario y el material agrícola. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid también quiere regular esta práctica. A partir de abril  ha declarado que cederá sus parcelas por un periodo de cuatro años.

Botella de plástico reciclada en maceta.

Botella de plástico reciclada en maceta.

El duende de los huertos.

El duende de los huertos.

Espantapájaros_timburton

La vida de los artistas cajelleros por el centro de Madrid

Fotografías: Paco Blanco
Texto: Emilia Lanzas

Ganarse la vida en la calle es cada vez más difícil. Conocemos a alguno de estos artistas que cada día intentan conseguir unos cuantos euros ejerciendo su oficio en el centro de la capital.

El Ayuntamiento de Madrid exige a los músicos una autorización municipal para tocar en la vía pública; aunque, ¿cómo se determina quién es músico? ¿Lo es Kostantin tocando sus copas con agua?En la calle Fuencarral, cerca ya de la Gran Vía, llega su sonido de cristal que esparce el Ave María, de Haendel.  Konstantin, un ruso que ahora vive en Alcorcón, dice que gana unos 200 euros al día. Pero, evidentemente, su escaso español le ha llevado a una equivocación. Con el dedo humedecido  acaricia los bordes. La cantidad de agua y el tamaño de la copa van creado las tonalidades. Las copas grandes proporcionan un sonido  grave que aumenta con mayor cantidad de agua; a menor tamaño el sonido se vuelve más agudo, y así hasta construir toda la escala.

Músico

 

 

Dibujos animados, un Spiderman sindicado y la descabezada

En la Puerta del Sol están los Pitufos, Bob Esponja… Y un Mickey Mouse peruano que vende globos  y que saca de seis a siete euros diarios. También son del Perú Homer y Bart Simpson que, a pesar del calor, posan sonrientes bajo su disfraz de espuma. Declaran que sacan más dinero a los españoles que a los turistas extranjeros.

Spiderman sindicado, en la Plaza Mayor.

Spiderman sindicado, en la Plaza Mayor.

En la Plaza Mayor, un Spiderman grueso y sin nacionalidad, «los superhéroes somos apátridas»-, confiesa que no puede decir lo que gana porque el Sindicato de Superhéroes se lo prohíbe.

Cerca de él, Ligia nos cuenta que es de Ecuador y que cambia de personaje según la época del año. Ha sido el primer pingüino y la primera sevillana con traje de cola. Ahora, es una señora elegante de vestido rojo y sombrero sin cabeza. «Gano muy poco, pero esto es mejor que estar en casa, apenada».

Ligia cambia su disfraz, según la época del año.

Ligia cambia su disfraz, según la época del año.

Najim, el caricaturista y el ingenio de Toni Morago

El pintor Najim, de Irak, es toda una institución en la Plaza Mayor. Treinta años realizando caricaturas. Añora los tiempos en los que excelentes pintores de espátula, más de setenta, llenaban este espacio dándole un aire bohemio. «Ahora somos unos veinte. La mayoría se han ido porque se han jubilado, pero también algunos lo han dejado porque no podían pagar la licencia de 400 euros que el Ayuntamiento nos exige, o porque prefieren la cercana Plaza del Conde de Barajas». Se queja de que los turistas se mueven ahora en grupo, con tour operadores y que apenas de detienen unos minutos. «Pasan corriendo, y no se pueden entretener en hacerse una caricatura».

 

Najim, pintor y caricaturista, es toda una institución en la Plaza Mayor.

Najim, pintor y caricaturista, es toda una institución en la Plaza Mayor.

En la Plaza de Oriente, ante el Palacio Real, Toni Morago –un simpático enano con un enorme mochilón a su espalda- canta y toca la guitarra. Sorprende la imaginación de su montaje que, según nos declara, proviene del teatro italiano, «mitad marioneta, mitad persona». Nos cuenta que solo puede soportar unas horas dentro del disfraz, y que la cantidad de dinero que consigue es tan arbitraria que prefiere no dar una cifra.

 

Toni Morago posee una gran inventiva para elaborar sus disfraces.

Toni Morago posee una gran inventiva para elaborar sus disfraces.

Comer de la poesía o el poeta que odiaba trabajar en Banca

En la Calle Arenal, Javier Ocaña Gallego vende sus libros de poesía. Para él estar en la calle no es solo una forma de ganarse la vida, sino una experiencia muy gratificante. «Hablas con la gente, te cuentan lo que piensan…».

Decidió renunciar a su trabajo de veinte años, en el primer ERE de Bankia, en el 2010. «Las cosas ya estaban muy feas en la entidad y, además, desde hacía mucho tiempo nos obligaban a los empleados a engañar a los clientes. Por eso deseaba irme y lo hice, y sin vender ni una Preferente». Su libro Espeleología poética, publicado en Babilonia, en el que utiliza el seudónimo de J. Seafree, nos muestra una poesía visual de fuerte impacto y simbología, con notas reivindicativas.

Vivir del arte es mejor que estafar.

Vivir del arte es mejor que estafar.

Poesíavisual

Y, además, el centro de Madrid está repleto de quietos imperturbables y equilibristas, masajistas, echadoras de cartas, tres cabezas que asustan a los transeúntes, una llama con cuernos que baila al son de las monedas y un Jesucristo dolorido que prefiere no hablar. Los artistas callejeros es un mundo que  muestra personas con ingenio, con la sabiduría que proporciona historias difíciles, con la calidez y la dureza de buscarse la vida en la calle. Hasta que el Ayuntamiento lo permita…

artistascallejeros.Jesucristo

BE9F32D9-0de2ed0fe0325d1d3f608825cf383e2e